Regulación asimétrica para América Móvil 4 años

El vicepresidente de Telefónica Movistar dijo que América Móvil debe estar sujeta a esta regulación cuatro o cinco años.
Para la empresa española Telefónica, el magnate Carlos Slim es un inversionista fuerte, con apuesta a largo plazo.
Para Telefónica los beneficios que debe dar a sus usuarios no implica cambios en sus planes. (Especial )

Ciudad de México

Para ver un cambio real en el mercado de las telecomunicaciones, América Móvil debería estar sujeta a la regulación asimétrica por lo menos cuatro o cinco años, afirmó el vicepresidente de regulación de Telefónica Movistar, Miguel Calderón.

Entrevistado en el marco del congreso Globalcom, el directivo consideró que el plazo de 18 meses, establecido por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) para que la empresa cumpla con las medidas impuestas, es insuficiente para garantizar una real competencia.

“Como un ejemplo, Telefónica España lleva 14 años siendo declarado preponderante y con obligaciones asimetrías, no sé si en un año se vaya a componer el mercado, un año me parece muy corto”.

A nivel mundial, refirió, las obligaciones asimétricas que se le imponen a un agentes que fueron declarados preponderantes en un sector tienen que cumplir por lo menos durante cuatro o cinco años con sus obligaciones para garantizar un mercado equilibrado.

En ese sentido, Calderón subrayó que la desincorporación de activos de América Móvil, con la que pretende dejar de ser un agente preponderante, debe garantizar una competencia efectiva en el mercado de telecomunicaciones.

“Esperamos que esto no sea una simulación, que se cumplan las condiciones que están en la ley y que realmente vayamos hacia una competencia efectiva, ése es el espíritu de la reforma constitucional”.

Con relación a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, Calderón subrayó que los beneficios que plantea para los usuarios del servicio de telefonía móvil no implican para Telefónica Movistar ningún cambio en sus decisiones comerciales.

Y es que, añadió, desde hace tres años la compañía modificó sus planes para dejar de cobrar a sus suscriptores tarifas como la de roaming nacional, larga distancia y la correspondiente a la consulta de saldo.

“Tendremos que buscar otros beneficios para diferenciarnos de nuestros competidores y poder darle un mejor servicio a nuestros clientes, no veo que la ley afecte nuestras decisiones comerciales”.

En mayo, el Ifetel estableció que los agentes preponderantes, Telmex y Televisa, deberán esperar 18 meses para solicitar la autorización para dar servicios adicionales a los que considera su título de concesión, que en el caso de la telefónica sería para entrar al mercado de televisión.