Prohíbe IFT a América Móvil cobrar roaming nacional

El IFT notificó a  la empresa ser agente preponderante, por lo que deberá compartir su infraestructura de torres, derechos de vía y sitios.  

Ciudad de México

América Móvil informó a la Bolsa Mexicana de Valores que recibieron ya la resolución emitida por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en la que se le determina a un grupo de interés económico del cual forma parte América Móvil y sus subsidiarias operativas (Telcel y Telmex) como agentes económicos preponderantes.

De acuerdo con el documento las medidas específicas que le impone son en materia de interconexión la imposición de tarifas asimétricas y el cumplimiento de un convenio marco de interconexión, además de la compartición de infraestructura pasiva como son torres, sitios, ductos y derechos de vía, con tarifas negociadas con el mismo órgano regulador.

Además se le obligará a la desagregación de la red local, incluyendo la imposición de tarifas que serán determinadas mediante la aplicación de una metodología de costos incrementales promedio de largo plazo, entre otros.

Respecto a los servicios mayoristas de arrendamiento de enlaces dedicados, serán regulados bajo bases tarifarias a ser negociadas libremente entre las partes y a falta de acuerdo deberán ser impuestas por el  IFT.

Además se impuso la prohibición de realizar cargos por uso de roaming nacional a los usuarios, regulación en materia de acceso a operadores móviles virtuales a los servicios comercializados por el agente económico preponderante con tarifas negociadas entre las partes.

También tiene regulación en ciertas obligaciones en comercialización de servicios a usuarios finales, cuyas tarifas estarán sujetas a control por parte del órgano regulador tarifario.

En contenidos audiovisuales regulación en materia de contenidos audiovisuales que incluyen la prohibición para adquirir en exclusiva derechos de transmisión para cualquier territorio nacional sobre contenidos audiovisuales relevantes.

La empresa afirma que estas obligaciones impuestas están siendo analizadas desde la perspectiva económica, técnica, regulatoria, operativa y comercial para poder conocer los impactos que pudiera tener en las operaciones de la empresa.