Solicita Altos Hornos a juez terminar suspensión de pagos

Presenta ante Juzgado Civil en Monclova convenio con la mayoría de acreedores que comprende pagar 100% de pasivos y opción de capitalización parcial, para conservar una fuente de 23 mil empleos.
Daniel Chapman, director del fondo de inversiones Black River Assets Management y Alonso Ancira Elizondo, presidente del Consejo de Administración de Altos Hornos de México.
Daniel Chapman, director del fondo de inversiones Black River Assets Management y Alonso Ancira Elizondo, presidente del Consejo de Administración de Altos Hornos de México. (Agencia Infonor)

Monclova, Coahuila

Altos Hornos de México S.A.B. de C.V. (AHMSA) presentó ante el Juzgado Primero de Primera Instancia en Materia Civil de Monclova, Coahuila, una solicitud para el levantamiento de la suspensión de pagos

Está respaldada por un convenio general suscrito con la mayoría requerida de sus aceedores, entre los que se cuentan diversos proveedores e instituciones financieras.

El convenio contempla el pago del 100 por ciento de los adeudos por 1,700 millones de dólares en un plazo de 3 años, una vez sea levantada la suspensión.

Establece, asimismo, que los acreedores reconocidos podrán capitalizar parte de la deuda en acciones de AHMSA.

Conforme a la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos, el juzgado a cargo del procedimiento debe citar oficialmente a los acredores a una junta general, en la que se comprobará la aceptación de la propuesta, para posteriormente iniciar el proceso jurídico de levantamiento.

La aplicación de esta ley permitió a AHMSA sanear sus finanzas, sostener su operación industrial, conservar una fuente de 23 mil empleos fundamentales para la economía del país, y mantener su posicionamiento como un productor altamente competitivo en los mercados nacionales e internacionales.

Al acogerse a la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos, la producción anual de AHMSA era de 3.4 millones de toneladas de acero líquido.

Con inversión propia –principalmente en el Proyecto Fénix- incorporó equipos y tecnologías para alcanzar en la actualidad una producción de 4.3 millones de toneladas, con aceros especializados y de mayor valor agregado.