Alto sueldo del CEO de WPP escandaliza a los inversionistas

El pago al jefe de la firma será el segundo más alto en la historia de un ejecutivo del FTSE.
"Sir" Martin Sorrell.
"Sir" Martin Sorrell. (Peter Nicholls/Reuters)

Londres

Sir Martin Sorrell se llevará al bolsillo más de 60 millones de libras esta semana, en uno de los sueldos más grandes en la historia que recibe un director ejecutivo de una compañía de la FTSE 100, lo que llevó a los accionistas de WPP a unirse a las protestas contra los pagos excesivos en los consejos.

El monto que recibirá el jefe de la compañía de publicidad será el segundo más alto en la historia de un director ejecutivo del FTSE, al que solo supera el pago de 92 millones de libras en acciones y dinero que recibió Bart Becht en 2009, cuando era director ejecutivo de Reckitt Benckiser.

“Todavía no tomamos una decisión sobre su sueldo, pero si los niveles aumentan de manera significativa, probablemente vamos a votar en contra”, dijo uno de los 40 principales accionistas de WPP. “Es difícil justificar un gran aumento en los niveles de cerca de 30 millones de libras de los directores ejecutivos”.

Los sistemas de primas frustran desde hace mucho tiempo a los inversores, ya que dicen que hacen poco para obligar a los ejecutivos a exigirse más, y sin embargo les dan grandes beneficios.

Esta semana, el grupo farmacéutico AstraZeneca también se prepara para las críticas por no escribir un objetivo clave de ingresos en el paquete de bonos del director ejecutivo. El objetivo de alcanzar ventas de 45 mil millones de dólares para 2023 fue una parte vital en la defensa de AstraZeneca contra la oferta de adquisición de Pfizer en 2014.

Se espera que Sorrell reciba la mayor recompensa posible de cinco acciones gratis por cada una que comprometió hace cinco años en un programa de incentivos de WPP de nombre Leap. Junto con el pago por “adecuación de dividendos” que agregó la empresa, las acciones tienen un valor de más de 60 millones de libras con base en el precio de cierre del viernes.

Los accionistas de WPP se manifiestan frecuentemente contra el pago que recibe Sorell. Una revuelta en 2012 resultó en que 60 por ciento de las acciones votaron contra el pago otorgado ese año, lo que llevó a la empresa a adoptar un programa menos generoso. El último pago bajo las antiguas reglas se hará el próximo año.

Un portavoz de WPP dijo: “Cuando se anuncie el premio, a mediados de semana, reflejará otro periodo de un desempeño muy superior en comparación con grupos afines de WPP y el FTSE 100”.

Las acciones del grupo de publicidad casi duplicaron su valor, de 789 peniques a 15.63 libras en cinco años, cuando no se podían vender las acciones de Sorrell. En el mismo periodo el índice de valores de primera clase del FTSE 100 solo aumentó 5.8 por ciento.

Sin embargo, algunos inversores creen que los objetivos de desempeño escritos en los planes, como Leap, se diseñaron más para garantizar grandes pagos que para aumentar un rendimiento superior.