Alsea prepara expansión a pequeñas poblaciones

La empresa identificó oportunidades selectas para otorgar subfranquicias a terceros, cuyos costos de operación son menores y pueden llevar sus marcas a poblaciones más pequeñas.
Actualmente hay 66 tiendas de Starbucks en Argentina y 44 en Chile.
Starbucks es una de las marcas que opera Alsea en el país. (Reuters. )

Ciudad de México

La operadora de restaurantes Alsea informó que como parte de su expansión continuará su fórmula para llegar a pequeñas poblaciones con menores costos, al otorgar subfranquicias a terceros en México y el extranjero.

La compañía que maneja las marcas Burger King y Domino’s Pizza, entre otras, indicó que empresas con ese esquema operan con gastos bajos, lo cual es un factor positivo para seguir apostando por esa figura.

“Hemos identificado oportunidades selectas para otorgar subfranquicias a terceros, cuyos costos de operación son menores y pueden llevar a nuestras marcas a poblaciones más pequeñas, para mejorar así la penetración”, indicó.

La empresa dijo que en el país tiene 498 establecimientos bajo ese esquema, en España la cifra llega a 376 y en América Latina 19 unidades.

Alsea también opera en el país y Sudamérica las marcas Starbucks, Chili’s, California Pizza Kitchen, Vips y El Portón, mientras que en España, maneja Foster Hollywood, Cañas y Tapas, Il Tempieto y La Vaca Argentina.

Respecto a la compra de Vips por 8 mil 200 millones de pesos (mdp) que hicieron con créditos otorgados por los grupos financieros HSBC, Banamex y BBVA Bancomer, la compañía ya pagó 6 mil 700 mdp, 82 por ciento del total.

La firma recordó que en 2015 invirtió 3 mil 439 mdp, de los cuales 67 por ciento fue para la apertura de unidades, renovación de equipos y remodelación de establecimientos. 

“Los restantes mil 123 mdp se destinaron a la adquisición de las nuevas oficinas corporativas, a los  proyectos de mejora y logística, así como a las licencias de software, entre otros”, indicó Alsea.

La compañía señaló que uno de los aspectos que le han perjudicado fuertemente es el incremento en el dólar, ya que muchos de los insumos que utiliza se cotizan en esa moneda.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados ha señalado que por el aumento del dólar los costos del sector se han incrementado, ya que muchos de sus insumos, como las carnes o el mobiliario, están cotizados en esa divisa.

Las compañías han absorbido algunos de esos costos, pero en diversos casos ya han incrementado el precio de los alimentos, porque era insostenible el escenario, añadió la Canirac. Resaltó su preocupación por las condiciones del consumo, “ya que la depreciación del peso, los recortes presupuestales y los efectos de la reforma fiscal generan un perjuicio en el dinero disponible” y la industria depende mucho de ese efectivo.

En el primer trimestre de 2016 las ventas del sector cayeron más de 2 por ciento debido a estos factores que les han perjudicado, explicó.