Reservas internacionales alcanzan segundo máximo histórico

Las reservas internacionales del Banco de México registraron un aumento de 572 millones de dólares en la semana que terminó el 4 de abril.
Tipo de cambio.
La variación semanal fue resultado de la venta de dólares del gobierno federal al Banco de México. (Especial )

Ciudad de México

Las reservas internacionales del Banco de México (Banxico) alcanzaron su segundo máximo histórico consecutivo, al registrar un aumento de 572 millones de dólares en la semana que terminó el 4 de abril, con lo que sumaron un total de 183 mil 314 millones.

De acuerdo con el boletín semanal sobre el estado de cuenta de la institución central, la variación semanal en la reserva internacional fue resultado de la venta de dólares del gobierno federal al Banco de México por 530 millones de dólares, así como del incremento de 42 millones de dólares, derivado principalmente del cambio en la valuación de los activos internacionales del organismo central.

De manera acumulada, las reservas internacionales se elevaron en 6 mil 792 millones de dólares con respecto al cierre de 2013.

Por otra parte, la base monetaria (billetes, monedas y depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banxico) registró un disminución de mil 024 millones de pesos, con lo que alcanzó un saldo de 858 mil 745 millones. Esta cifra implicó una variación anual de 9.5 por ciento.

En el transcurso de 2014, la cifra alcanzada por la base monetaria al 28 de marzo significó una disminución de 59 mil 131 millones de pesos. Banxico estimó que este comportamiento es congruente con el patrón estacional de la demanda por base monetaria.

Por último, la semana anterior, la institución central realizó operaciones de mercado abierto (operaciones que tienen lugar en el mercado de dinero a iniciativa de la institución central para contraer o expandir la oferta de dinero) con instituciones bancarias para compensar una contracción neta de la liquidez por 7 mil 819 millones de pesos.

Lo anterior fue resultado de una contracción, originada por el depósito de recursos en la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones, por 8 mil 843 millones de pesos; y de una expansión por mil 024 millones de pesos, debido a una menor demanda por billetes y monedas por parte del público.