Airbus enfrenta la caída de sus utilidades trimestrales

Problemas con un proyecto militar y la entrega de un avión de pasajeros.
El Airbus 380 de Air France es el avión comercial más grande del mundo.
Airbus ya asumió cargos por más de 4 mil millones de euros para cubrir importantes retrasos de su programa. (Airbus)

México

Los ingresos de Airbus cayeron 50 por ciento en medio de los problemas con el proyecto de transporte militar y los retrasos de un avión de pasajeros.

Airbus ayer planteó la posibilidad de “significativos” nuevos cargos para sus aviones de transporte militar en problemas y advirtió que los cuellos de botella de la cadena de suministros amenazan las entregas previstas de su nuevo avión de pasajeros A350.

La acciones del grupo aeroespacial y de defensa europeo cayeron 5 por ciento para llegar a 55.35 euros después de que publicó una caída de 50 por ciento en sus utilidades netas para el primer trimestre de 2016.

Tom Enders, su director ejecutivo, admitió que Airbus experimenta las tensiones de intensificar la producción de aviones comerciales a niveles récord mientras que al mismo tiempo intenta volver a poner en marcha un programa clave de defensa.

Describió los nuevos problemas con el avión de transporte militar A400M como “frustrantes”, mientras que las dificultades en la cadena de suministro con el avión de fuselaje ancho A350 hace que sea “difícil” la entrega de 50 aviones este año.

Airbus ya asumió cargos por más de 4 mil millones de euros para cubrir importantes retrasos de su programa A400M, que también recibió un rescate de 3 mil 500 millones de euros de los clientes del gobierno en 2010.

Por otra parte, Airbus enfrenta obstáculos para entregar su nuevo avión de fuselaje estrecho A320neo, ya que el fabricante de motores, Pratt & Whitney, batalla para solucionar los problemas técnicos en su nueva turbina.

A pesar de la gran cantidad de obstáculos, Enders dijo que Airbus mantendrá su directriz de ganancias estables antes de partidas extraordinarias en 2016 y para lograr más de 650 entregas de aviones. En lo que va del año, el grupo ya entregó 125 aviones, incluyendo cuatro A350 en comparación con 134 en el primer trimestre de 2015.

Algunos analistas temen que las dificultades con los proveedores como P&W, en el avión A320neo, y Zodiac Aerospace, que suministra los interiores de cabinas del A350, pueden descarrilar la directriz.

El sector aeroespacial civil representó dos terceras partes de los ingresos del primer trimestre de Airbus y 80 por ciento de las ganancias subyacentes.

“Airbus merece mucho crédito por la apertura con la que habla de sus problemas”, dijo Sash Tusa, analista de Agency Partners. Pero “una declaración que utiliza la palabra “difícil” tres veces en el primer párrafo no inspira confianza”.

Harald Wilhelm, director financiero, aumentó las incertidumbres cuando sugirió que es posible que  Airbus podría reducir su tasa de producción futura para el problemático superjumbo A380.

El A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, batalla para obtener nuevos clientes, un asunto que plantea interrogantes acerca del futuro del programa

Las ganancias de Airbus antes de interés, impuestos y partidas extraordinarias llegaron a 501 millones de euros en los primeros tres meses de 2016, frente a las estimaciones de los analistas de 473 millones de euros, y 23 por ciento inferior en comparación con el mismo periodo de 2015. Los ingresos no mostraron cambios y quedaron en 12 mil 200 millones de euros. El ingreso neto fue de 399 millones de euros, 50 por ciento inferior en el comparativo año con año.

Un punto positivo llegó de las operaciones de defensa y espacial, que registraron ganancias antes de interés, impuestos y partidas extraordinarias de 109 millones de euros en el primer trimestre, 21 por ciento superior. Las salidas de efectivo de Airbus que fueron cerca de 3 mil millones de euros tuvieron un fuerte aumento en comparación con el año anterior, debido a la inversión que se hizo para aumentar la producción de los aviones.