Ahorro de largo plazo con el fondo petrolero

Debe alcanzar más de 3% del PIB, de lo contrario no se podrá destinar a otros fines, solo al presupuesto, excepto cuando se dé una recesión o caída de precios del crudo.
Blindan con fondo la renta del hidrocarburo.
Blindan con fondo la renta del hidrocarburo. (Pemex)

México

La propuesta fiscal de las leyes secundarias en energía incluye crear una nueva Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, el cual servirá para depositar los ingresos obtenidos por la renta petrolera con un objetivo de ahorro a largo plazo.

El documento entregado a los senadores explica que este mecanismo permitirá que las generaciones presentes y futuras tengan la oportunidad de beneficiarse de los recursos petroleros, pues ese fondo destinará al presupuesto federal el equivalente a 4.7 por ciento del producto interno bruto.

Aunque, precisa la propuesta, de no alcanzar 3 por ciento sobre del PIB no se podrá destinar a otros fines, solo y exclusivamente al presupuesto, con la excepción de que se den situaciones como una recesión o una caída abrupta en los precios del petróleo o producción; en tales circunstancias se podrán emplear como medio de pago para asegurar la estabilidad económica.

“Si en 1995 México hubiera contado con ahorros de 3 por ciento del PIB, como se pretende alcanzar en el fondo petrolero, no hubiera sido necesario solicitar ningún apoyo internacional por aquella crisis, y lo más probable es que seguramente no hubiera ocurrido”, señaló la Secretaría de Hacienda.

Otro elemento primordial para la correcta ejecución de este fondo es la completa transparencia en el manejo de los recursos, los cuales bajo ninguna circunstancia se podrán usar para gasto corriente, por lo que cada trimestre se deberá publicar de forma electrónica un informe sobre las actividades y los principales resultados financieros.

De acuerdo con la iniciativa que está en manos de los diputados, del total de recursos que reciba el fondo petrolero por concepto de pagos contractuales que deberán efectuar tanto Pemex como los diversos contratistas, una parte se irá para complementar el presupuesto y el restante se mantendrá como ahorro de largo plazo.

En conclusión, de acuerdo con Hacienda, todos estos elementos implican que se reducirá la dependencia de las finanzas públicas en los ingresos petroleros, se fomentará el ahorro y se incrementará la capacidad de respuesta del país frente a choques internos y externos, además de que se destinarán mayores recursos para promover el desarrollo sostenible de largo plazo.

Llamado de la IP

La iniciativa privada hizo un llamado a los legisladores para acelerar la discusión de las leyes secundarias, pues considera que son fundamentales para dar certidumbre a la inversión y reactivar la economía.

“Es muy importante que el Congreso pueda aprobar estas leyes secundarias para que podamos contar con la certidumbre jurídica y que empiece a fluir la inversión. Yo no puedo decir qué debe hacer el Congreso, lo que sí puedo decir es que entre más pronto mejor y que todas las leyes secundarias no vayan más allá del periodo mayo-junio”, afirmó Claudio X. González, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN).

A su vez, Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Nacional de la República Mexicana, dijo que la reforma energética es crucial para reactivar la confianza del sector empresarial, por tal razón sería ideal que pudiera discutirse en mayo y no hasta la segunda quincena de junio, como lo tienen previsto los legisladores.

En tanto, Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, dijo que las leyes secundarias enviadas por el Ejecutivo recogieron varias propuestas del sector privado, pero seguirán trabajando para apuntalar el contenido nacional.

Rodrigo Alpízar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, dijo que las leyes que sean aprobadas por los legisladores deben detonar la inversión público-privada en áreas estratégicas de exploración, refinación y producción de hidrocarburos para ser más competitivos.

Comprometida

La iniciativa coadyuva en la preservación de la estabilidad macroeconómica nacional y asegura, a través del fondo petrolero, la disciplina fiscal, afirmó Hacienda.

La reforma energética liberará una gran cantidad de proyectos para inversión, los cuales son urgentes para reactivar la economía, indicó la Coparmex.

Para el Consejo Coordinador Empresarial es necesario crear en el corto plazo una industria nacional energética competitiva y no solamente donde algunas empresas terminen beneficiándose de la explotación de los energéticos.