Aerolíneas quieren dar "portazo" en AICM

Pretenden utilizar "slots" que tienen en horas no pico para cambiarlos a los horarios de saturación, por ello son remitidos a aeropuertos alternos, explica Alexandro Argudín

México

Alexandro Argudín, director general de Aeronáutica Civil, reveló que las aerolíneas han buscado violar los acuerdos sobre la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), al intentar ingresar más vuelos de los permitidos.

Al terminar la celebración del 56 aniversario de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), el funcionario señaló que se acordó asignar 58 slots (horarios de despegue y aterrizaje) por hora y las empresas han querido sobrepasar esta cifra.

“Las aerolíneas están tratando de sorprender a la autoridad”, al utilizar slots que tienen en hora no pico para cambiarlos en los horarios de saturación, que es de 6 de la mañana a 11 de la noche.

“Las compañías quieren tener más aterrizajes de los permitidos y no los estamos dejando bajar, por lo que esos vuelos se han desviado a otros aeropuertos”, enfatizó Argudín.

El titular de la DGAC indicó que cuando se ha encontrado que las empresas buscan aterrizar en el AICM sin tenerlo permitido, se les ha desviado a terminales alternas, entre ellas Cuernavaca, Querétaro y Toluca.

Las empresas programan vuelos adicionales que no caben en la terminal aérea y mientras eso ocurra se moverán a otros destinos.

“El aeropuerto de la Ciudad de México operó de forma desordenada por muchos años, y lo que estamos haciendo es poner las medidas de control suficientes para que ya no pase eso”,
argumentó el titular de la DGAC.

Respecto a si existe la infraestructura para que las aerolíneas traigan más turistas, Argudín señaló que existen otras cuatro terminales aledañas para evitar la saturación del AICM; un ejemplo es que la terminal de Cancún que se usa al 50 por ciento de su capacidad.

Con el desvío de vuelos las mismas aerolíneas se generan costos adicionales al tener que volar hacia otra terminal. Ante ese escenario, el funcionario exhortó a las diversas empresas del sector a respetar los acuerdos a los que se llegaron hace más de un año.

En cuanto al cambio de ruta de
aproximación que se hizo para el aterrizaje, Argudín mencionó que vecinos de la zona poniente de la Ciudad de México han interpuesto ocho amparos por considerar que se afectan sus derechos humanos y se genera mucho ruido.

El titular de la DGAC puntualizó que de esos procesos legales, tres se desecharon por completo y los otros cinco la autoridad ni siquiera los ha aceptado.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]