Advierte Coparmex más "terrorismo fiscal"

Pretensiones de reformas al Código Fiscal, lejos de favorecer una mayor base gravable, incentiva informalidad y evasión, asevera el líder patronal
Advierten estricta supervisión de operaciones de contribuyentes que ahuyentaría colaboración
Advierten estricta supervisión de operaciones de contribuyentes que ahuyentaría colaboración (MILENIO)

Guadalajara

Mientras todos discuten sobre las diferentes y adicionales cargas fiscales que podrían enfrentar los contribuyentes y las empresas en la eventual aprobación de la reforma hacendaria, el presidente de la Coparmex en Jalisco, Óscar Benavides Reyes, alerta sobre “mayor terrorismo fiscal con las pretendidas modificaciones al Código Fiscal de la Federación”, que entre otros aspectos, se anticipan sanciones penales tanto a contadores públicos como a socios capitalistas.

En entrevista con MILENIO, el dirigente patronal afirmó “que todo mundo ha dejado de lado un aspecto que puede ser mucho más preocupante y de aplicación general para todos los contribuyentes”, que lejos de ampliar la base gravable y que más mexicanos paguen impuestos, “se incentiva la informalidad y la evasión que ha crecido impresionantemente”.

Recordó al respecto que recientemente las autoridades federales han admitido que 60 por ciento de la fuerza laboral del país se encuentra operando en la informalidad, sin contrato ni derechos ni prestaciones de ninguna naturaleza, “lo que nos brinda un indicador ineludible que no se están haciendo las cosas bien”.

Y explica: “Si tú y yo abrimos un negocio de tacos, y le metemos 100 mil pesos como capital para emprender el negocio, pues tendríamos la opción de comprar el puesto, los utensilios y el equipo de gas, más lo que se ofrezca de carne, tortillas, refrescos y demás, e inclusive contratamos a alguna persona para que nos ayude…suponiendo que en tres años de trabajo quebramos por la crisis… en ese sentido, lo que dicen actualmente las leyes mercantiles es que tú y yo perdemos nuestro capital de 100 mil pesos que invertimos. ¿Qué pasa si en determinado momento, uno de nuestros acreedores a los que en el supuesto de nuestra crisis hubiéramos pedido 50 mil pesos de préstamo para solventar la cuesta, se le ocurre cobrarnos ese dinero? Con las nuevas modificaciones que se proponen, no tan solo perdimos nuestros 100 mil pesos de capital, sino que a quien le debemos, puede cobrarnos vía judicial hasta 10 tantos más lo que nos prestó, y para ello se autorizará nos embarguen nuestra casa o nuestro auto, por el espíritu excesivo de esa reforma… ¿imagínate en dónde nos encontraremos muchos que se encuentran en ese supuesto, en donde además incluyen a los contadores y a sus asociados?”.

Sobre el particular, Benavides asevera que “esa medida violenta el esquema actual de la sociedad anónima, que hoy en día protege a los inversionistas hasta por el monto del capital que se aporta en una sociedad anónima, y ahora lo que se plantea es atacar bienes hasta por 10 veces un eventual adeudo”.