Adolescentes le dan un nuevo impulso a Disney

La coproducción Europa-Argentina se presenta en 140 países.
La actriz Martina Stoessel.
La actriz Martina Stoessel. (Especial)

Nueva York

A primera vista, parece que las vicisitudes de una adolescente en Argentina tienen poco en común con las aventuras de Iron Man o con la nueva entrega de la serie de Star Wars (La Guerra de las Galaxias).

Pero Violetta, la serie en cuestión, se convirtió en una importante franquicia en el portafolio de propiedad intelectual de Walt Disney junto a los personajes de Marvel, y la nueva película de la Guerra de las Galaxias, que se estrenará en diciembre.

Violetta, una serie de televisión de ficción al estilo de las telenovelas, se desarrolló como una coproducción entre las divisiones de Disney en Argentina y Europa. Cuenta la historia de una chica que se muda de Europa a Argentina, ahora se presenta en 140 países y se dobla a 15 idiomas, incluidos italiano, francés, turco y ruso.

También generó giras de conciertos, álbumes y productos de consumo. Disney se niega a comentar el valor de Violetta, pero dice que se convirtió en una de sus cinco principales franquicias en Europa.

La última gira, que inició la semana pasada en Madrid, viene después de un primer tour que vendió cerca de un millón de boletos con más de 200 presentaciones. La nueva gira recorrerá nueve países en Europa, con la continuación del modelo que estableció Disney con otros programas de televisión, donde convirtió el elenco de Hannah Montana y High School Musical en exitosos actos pop.

La diferencia con Violetta, para Disney y otras empresas de medios estadunidenses que buscan el crecimiento internacional, es que la serie —la tercera temporada empezó en otoño pasado— se desarrolló y produjo fuera de EU y se filmó en Argentina en español.

“A medida en que nos convertimos cada vez más en una empresa globalmente céntrica, en lugar de centrarnos únicamente en EU, es muy importante aumentar nuestros recursos creativos en cada mercado”, dice Andy Bird, presidente de Walt Disney International. “Si vamos a ser relevantes para los consumidores en un país o mercado particular, es importante complementar un producto global —programas de televisión, películas, productos de consumo— con las creaciones locales”.

Los grupos de medios estadunidenses venden internacionalmente su contenido desde siempre, pero en el pasado eso significaba películas y programas de televisión doblados a otros idiomas. En los últimos años, Disney y sus rivales, como Sony Pictures, Universal de Comcast y 21st Century Fox, complementan sus producciones estadunidenses con inversión en contenido de producción local que se adaptan a las audiencias locales.

Las tres empresas produjeron películas originales en India. Recientemente, Disney estrenó Khoobsurat, una película en idioma hindi con todas las características de la típica producción de Bollywood.

Pero a diferencia de sus producciones en India, Violetta se convirtió en una propiedad global, a pesar de que no transmite en EU. Ya se vendieron más de 2 millones de álbumes de Violetta, más de 3 millones de libros y más de un millón de diarios, dice Bird.

Disney define a las franquicias como las propiedades que puede explotar en todos sus negocios, utiliza la propiedad intelectual para las atracciones en sus parques de diversiones y en productos de consumo.