Acueducto Monterrey, gran obra del sexenio

La inversión será de 15 mil 437 mdp y tendrá una longitud de 500 kilómetros, de los cuales 130 ya existen; el líquido será llevado desde el río Pánuco, en SLP, hasta NL.

México

La construcción del Acueducto Monterrey VI está considerada entre las obras hidráulicas más importantes en este sexenio, pues será el más largo de América Latina, con una longitud de poco más de 500 kilómetros.

De la obra, 130 kilómetros ya existen y se construirán 372; es el primero de la lista de cinco proyectos de acueductos que plantea la Comisión Nacional de Agua (Conagua) y tendrá una inversión de 15 mil 437 millones de pesos.

El proyecto conducirá agua desde el río Pánuco, en el municipio de Ébano, San Luis Potosí, hasta la estación de bombeo (ya existente) del acueducto Cerro Prieto-Monterrey, Nuevo Léon.

Atravesará cuatro estados: San Luis Potosí (municipios de Tamuín y Ébano), Veracruz (Pánuco), Tamaulipas (El Mante, González, Xicoténcatl, Llera de Canales, Casas, Victoria, Güémez, Padilla, Hidalgo y Villagrán) y Nuevo León (Linares).

El también denominado proyecto Acueducto Tampaón–Cerro Prieto tiene como principal objetivo darle certidumbre a la demanda de agua en Monterrey en sus requerimientos a largo plazo. Según el gobierno, con la ejecución de esta obra se reducirá el riesgo de suministros a los municipios que cruzará el acueducto regional, así como a los de la periferia del área metropolitana de Monterrey.

El proyecto se encuentra en proceso de licitación y se espera que la construcción comience a finales de este año, con miras a que entre en operación hacia diciembre de 2017.

Datos de la Conagua apuntan que será en beneficio de 16 municipios de Nuevo León, Monterrey y 4.5 millones de habitantes de la zona metropolitana, pues garantiza el abasto de agua durante los próximos 30 años.

El proyecto Monterrey VI nace del pronóstico de la Conagua, que prevé que en 2015 la región enfrentará un déficit severo de agua.

Las fuentes de abastecimiento superficiales que tiene la región son las presas Cerro Prieto, Cuchillo y La Boca, así como las fuentes subterráneas (pozos y galerías), que tienen una capacidad de suministro de 12 mil 500 litros por segundo.

De esta forma, con esta obra se cubrirá el déficit de líquido en la región, pues mientras se requiere un volumen de 11 mil 500 litros por segundo, las fuentes actuales solo pueden dar 10 mil 500.

El gobierno federal busca redoblar sus esfuerzos para distribuir mejor el agua de las presas de Nuevo León, que en el inicio de 2013 estaban a 33 por ciento de su capacidad y al arrancar este año se encontraban a 88.7 por ciento.

Con dicha obra se pretende extraer del río Pánuco 0.4 por ciento de su caudal y esto será en una localización aguas abajo del lecho del Tampaón, por lo que no se atenta contra las áreas de interés agrícola y de agua para consumo humano de San Luis Potosí. En su primera etapa manejará un flujo de 5 mil litros por segundo y en el mejor de los casos podrá aumentar su capacidad hasta 6 mil litros por segundo.

Asimismo, este proyecto está contemplado para un crecimiento de otros dos acueductos de la misma capacidad de 5 mil litros por segundo cada uno en una segunda y tercera etapa.

El estudio de factibilidad señala que el reto es superar el desnivel de 265 metros y cruzar las cuatro entidades del país para conducir el agua, lo que se logrará con seis plantas de bombeo.

Tendrá un ancho de derecho de vía de 20 metros y se dividirá en seis tramos. Cada uno constará de un tanque de sumergencia, estación de bombeo, tramo de acueducto a presión, tanque de cambio de régimen y tramo de acueducto a gravedad.

De acuerdo con la manifestación de impacto ambiental de los Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, el tramo antes mencionado para construir este acueducto se basa en un sistema de cambio de régimen (bombeo-gravedad), a fin de utilizar parte de la tubería de concreto y no solo de acero.

El ancho de derecho de vía del acueducto será de 20 metros, dentro de éstos se realizará el zanjado y tendido de tubería.

Es de destacar que la mayor parte del trazo propuesto se ubica sobre caminos y carretera, y solo en algunos casos sobre terrenos particulares; en este sentido, el uso de suelo predominante para esta obra es de vocación agrícola, ganadero y de vías de comunicación; 73 por ciento se ubica en derechos de vía ya existentes.

El acueducto se hará bajo el esquema diseño, construcción, operación y transferencia, con una operación concesionada por 30 años (tres de construcción y 27 de operación).

Los recursos para la construcción de esta obra provendrán del Fondo Nacional de Infraestructura y del Presupuesto de Egresos de la Federación; además, se analiza el esquema de inversión de las asociaciones público privadas.

Desarrollo sustentable

En el Pacto por México destaca el desarrollo sustentable y el manejo hídrico del país, a fin de impulsar el incremento de coberturas de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento.

Este año, la Cámara de Diputados aprobó, para Conagua, un presupuesto sin precedente, prácticamente del doble de la inversión que se hizo en 2013, de más de 31 mil millones de pesos.

La proyección para la infraestructura que deberá realizarse para hacer frente al desafío hídrico que tiene el país es de 250 mil a 300 mil millones de pesos en los siguientes cuatro años.