Accidentes viales cuestan 160 mil mdp por falta de normas

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz diseñan una norma de equipamiento de seguridad mínimo en los vehículos.
Accidente en el Periférico Ecológico.
Casi 80 por ciento de las unidades que se venden en México carecen de especificaciones mínimas en materia de seguridad preventiva y correctiva. (Foto: Andrés Lobato)

Ciudad de México

Debido a que en México los accidentes viales cuestan al año unos 160 mil millones de pesos, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) impulsan una norma de equipamiento de seguridad mínimo en los vehículos.

El director general del Cesvi México, Ángel Martínez, destacó la necesidad de una norma mexicana que especifique el equipamiento mínimo para que los vehículos puedan ser comercializados en el país.

Precisó que casi 80 por ciento de las unidades que se venden en territorio mexicano carecen de las especificaciones mínimas para que los pasajeros viajen con un mayor nivel de seguridad preventiva y correctiva.

"Cualquier vehículo que se comercialice en México debería contar con bolsas de aire, frenos ABS, cinturones con pretensores y una serie de aditamentos de seguridad que son imprescindibles hoy en día", sostuvo.

El directivo planteó que a pesar de que la industria ha impulsado esta norma y de que los costos por accidentes vehiculares son altos, tanto para el Estado como para las aseguradoras, su avance es lento.

Lo anterior debido a que el público mexicano es muy sensible al costo y si bien la oferta tiene automóviles de alta gama con altos sistemas de seguridad, la mayor parte de las ventas se orienta a unidades que no cuentan con los mínimos sistemas, acotó.

Ángel Martínez consideró que si los clientes no demandan vehículos más seguros porque se eleva el precio, la industria seguirá produciendo lo que se comercialice en el mercado mexicano.

Mientras no exista la norma, cualquier vehículo puede ser comercializado en México y se seguirán pagando los altos costos por accidentes, pues 27 por ciento de los automóviles que circula en territorio mexicano no está asegurado, agregó.