AT&T ya puede empezar a operar en México

Independientemente de la estrategia comercial de AT&T, la firma sólo necesita cumplir con un trámite administrativo para empezar a operar en nuestro país.
La empresa estadunidense compró Iusacell por 2 mil 500 mdd y Nextel por mil 875 mdd
La empresa estadunidense compró Iusacell por 2 mil 500 mdd y Nextel por mil 875 mdd (Especial )

Ciudad de México

AT&T sólo tiene que entregar un oficio al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) donde diga que acepta las condiciones de compra de Nextel México y realizar el pago correspondiente de mil 875 millones de dólares, para poder empezar a operar en nuestro país.

“La operación fue autorizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones y está sujeta al cumplimiento de condiciones que fueron propuestas voluntariamente por AT&T y aceptadas por el pleno del IFT, para asegurar que esta empresa va a actuar como un competidor independiente en el sector de las telecomunicaciones”, dijo el comisionado Mario Fromow en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula.

Con la autorización de la compra de Nextel México, la firma estadunidense AT&T se convierte en el tercer operador más grande del país, por número de usuarios y el segundo por nivel de ingresos. En noviembre de 2014 AT&T anunció la compra de Iusacell por dos 500 millones de dólares.

“En cuanto a la tenencia de las bandas que son utilizadas para telecomunicaciones móviles (AT&T) adquiere el 42 por ciento del espectro, lo que le da una gran capacidad de crecimiento y además creemos que va a propiciar una competencia efectiva en el sector de las comunicaciones móviles en México”, aseguró Fromow.

Sobre la posibilidad de que la firma estadunidense cambie el nombre de Nextel por AT&T, el comisionado del IFT dijo que eso dependerá de la estrategia comercial de la empresa.