Se han concretado 800 proyectos bajo las APPS

IMSS y constructores de NL participarán bajo el esquema de Asociación Público-Privado y Servicios, informó Raymundo Reyes Vicite, subdirector académico del Instituto Tecnológico de la Construcción.

Monterrey

En México, los sectores que se han visto más beneficiados para el impulso de proyectos de construcción bajo la modalidad de Asociación Público-Privado y Servicios (APPS) han sido el carretero, salud y de seguridad, pues a la fecha se han concretado unos 800 proyectos bajo este esquema, dijo Raymundo Reyes Vicite, subdirector académico del Instituto Tecnológico de la Construcción.

El especialista comentó que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), está evaluando realizar algunos de sus proyectos bajo el modelo de APPS.

Expuso que esta es una modalidad que tenderá a crecer dado que ni el Gobierno Federal, ni el estatal tienen los recursos económicos para destinar a obra pública, así que tendrá que ser con la participación del sector privado y lo harán mediante este esquema.

Las APPS, surgieron desde el año 2000 y serán la nueva forma en que el sector privado participará en proyectos donde antes estaban destinados a los gobiernos, es decir, construcción de carreteras, cárceles, hospitales, escuelas, señalización, entre otros.

Aseguró que el marco reglamentario da certidumbre jurídica a fin de garantizar que no presenten anomalías.

Para que sea factible un proyecto mediante una APPS, deberá ser rentable socialmente y ser sustentable, así lo marca la ley que las regula.

"La ley es muy clara en este sentido y es la Secretaría de Hacienda como evaluador quien fija como requisito que el proyecto sea rentable socialmente, económicamente y ambientalmente sino no se autoriza".

Este esquema permite abaratar el costo de las obras hasta un 15 por ciento y el plazo de los contratos para la realización de los proyectos va desde tres a 30 años.

Reyes Vicite, ofreció una plática a socios de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Nuevo León, donde explicó los pros y contras de este esquema, así como las diferencias con el esquema de APPS.

En la APPS es el empresario quien absorbe en su totalidad el riesgo del proyecto, así como el costo de los estudios de viabilidad del mismo, el Gobierno o los gobiernos no tienen ningún tipo de participación.

El empresario es quien se encarga de todo el armado del proyecto y su operación, así como hacerlo rentable.

Dijo que este tipo de esquemas es una tendencia que llegó para quedarse ante la falta de recursos económicos por parte de los gobiernos.

"Se está eliminando la actitud de gobierno-paternalista".

Sobre la viabilidad financiera, el especialista mencionó que hay una gran facilidad para que la banca comercial preste a los particulares para financiar proyectos bajo el esquema de las asociaciones públicas-privadas y de servicio.

"Es muy fácil, como saben que es una ley federal y estatal quien las regula y con la firma de uno de los dos gobiernos, así que están facilitando el procedimiento para otorgar financiamiento", indicó el especialista en el tema.

Constructores se preparan APPS

Arturo Moyeda, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, en Nuevo León (CMIC) dijo que en este momento ya hay constructores de la localidad que están evaluando utilizar este esquema en asociación con otros constructores.

Sin detallar la existencia de algún proyecto en específico, el dirigente de los constructores comentó que las constructoras se preparan para proponer al Gobierno alguna obra en particular bajo esta modalidad.

"No es posible ahorita definir un número exacto de proyectos, sin embargo muchos de los constructores están en posibilidad, si no es de manera individual, asociarse y proponer e ir con un proyecto y proponerlo a las autoridades", comentó Moyeda.