Pide AICM a Fumisa probar bajo retorno de inversión

La administración del aeropuerto sostiene que, de acuerdo con las revisiones de sus auditores, la inmobiliaria ha obtenido un monto superior al acordado por el arrendamiento de espacios comerciales.
El juez 29 de lo civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.devolvió al AICM la administración de los locales de la T1.
Continúa la pelea entre Fumisa y el AICM por la administración de los locales en la T1.

Ciudad de México

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) solicitó a Inmobiliaria Fumisa información y documentos originales sobre el estatus de la Tasa Interna de Retorno (TIR), es decir el porcentaje de retorno de inversión por el arrendamiento, durante 20 años, de los espacios comerciales de la Terminal 1.

En un comunicado, el AICM señala que desde el pasado 7 de enero hizo la solicitud formal, ya que de acuerdo con varias revisiones y con base en las copias de los contratos de subarrendamiento, los auditores de la terminal aérea han establecido que la TIR obtenida por Fumisa ha sido superior al 12.82 por ciento acordado.

En este sentido, señala que de acuerdo con la cláusula vigésima del contrato celebrado entre las partes el 14 de octubre de 2003, el excedente de la TIR debe ser pagado por la empresa dentro de los 90 días hábiles siguientes a la conclusión de la vigencia del contrato, lo que ocurrió el 31 de diciembre de 2013.

En el requerimiento se precisó a la inmobiliaria que el hecho de haber exhibido algunos cálculos ante un juzgado del fuero común del Distrito Federal no implica, en forma alguna, el cumplimiento de sus obligaciones con el AICM.

El AICM reiteró que la relación contractual con Fumisa concluyó por voluntad de las partes el 31 de diciembre de 2013, sin que se requiera declaración judicial de por medio y que los contratos y convenios no establecen la posibilidad de prórroga.

En el documento, la terminal aérea señala también que desde el pasado 1 de enero comenzó un proceso de regularización y firma de contratos de arrendamiento directo de todos los espacios comerciales del área internacional de la Terminal 1.

Asimismo, dijo, se ha garantizado a los locatarios las condiciones que les permitan realizar con certidumbre sus actividades comerciales.

"Los ingresos adicionales que obtenga por este rubro, serán destinados a abatir los rezagos en diferentes conceptos, a dar viabilidad a las obras de mejora de sus instalaciones y le permitirán proporcionar servicios de mayor calidad a los usuarios", señaló.