Acredita Fumisa ante tribunal tener control de locales

La inmobiliaria pidió al AICM abstenerse de tomar posesión de dichos espacios, en tanto no obtenga una orden judicial.
El juez 29 de lo civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.devolvió al AICM la administración de los locales de la T1.
Continúa la pelea entre Fumisa y el AICM por la administración de los locales en la T1.

Ciudad de México

La Inmobiliaria Fumisa aseguró que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) carece de orden judicial para disponer de forma alguna de las áreas arrendadas a la empresa, por lo que solicitó a la terminal se abstenga de perturbarla en sus derechos y dar información falsa.

Este viernes la compañía acreditó ante el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, mediante diversas documentales públicas pasadas ante la fe del Corredor Público número 16 del Distrito Federal, que mantiene el uso y disfrute de las zonas otorgadas.

De acuerdo con la inmobiliaria, esto incluye la operación de los 11 pasillos telescópicos y el estacionamiento internacional de la Terminal 1 del aeropuerto capitalino, así como los contratos de arrendamiento que no han terminado ni han sido rescindidos por un mandamiento judicial firme.

"Fumisa se reserva el ejercicio de todas y cada una de las acciones legales que tiene a su favor para hacer valer sus derechos en el momento procesal oportuno, a fin de que prevalezca el estado de derecho", indicó.

Asimismo, solicitó al AICM que hasta en tanto no obtenga una orden judicial que le permita tomar posesión de las áreas y bienes arrendados, se abstenga de perturbarla en sus derechos y cese sus actos intimidatorios, amenazas y difusión de información falsa.

Este jueves, el aeropuerto capitalino notificó a Inmobiliaria Fumisa que tras la conclusión del contrato entre ambas partes, se opone a que continúe con la explotación de las instalaciones que hasta el 31 de diciembre de 2013 detentaba comercialmente.

Mediante un oficio de su área jurídica fechado el pasado 6 de enero, solicitó también a la inmobiliaria desocupar de manera inmediata las oficinas administrativas que tiene en la Terminal 1.

Asimismo, el AICM señaló que por carecer de título legal, la empresa deberá abstenerse de realizar cualquier acto que suponga la administración, uso o disfrute de los espacios comerciales del aeropuerto que tuvo durante 20 años.