Altos Hornos rompe récord de producción de acero

En el Alto Horno 5, el de mayor capacidad operado en la Siderúrgica 2, logró 219 toneladas de arrabio, seis mil más que las 213 mil producidas en octubre de 2013.
Trabajadores de la Siderúrgica 2.
Trabajadores de la Siderúrgica 2. (Cortesía AHMSA.)

Monclova, Coahuila

Al cierre de marzo, personal de Altos Hornos de México (AHMSA) y su subsidiaria Nacional de Acero (NASA), establecieron nuevas marcas mensuales de producción de arrabio, acero líquido, planchón y placa maquila.

Los récords de producción son el resultado de una eficiente coordinación de operarios y supervisores en todo el proceso siderúrgico así como el abasto oportuno de materias primas e insumos tanto propios como de proveedores externos.

En el Alto Horno 5, el de mayor capacidad operado por AHMSA en la Siderúrgica 2, el nuevo récord es de 219 toneladas de arrabio, seis mil más que las 213 mil producidas en octubre del año pasado.

Unidad de fundición para producir arrabio a partir de mineral de fierro, carbón coque y otros fundentes, el Alto Horno 5 logró también nuevas marcas de producción por día operado y en productividad.

En sus dos talleres de aceración a base de oxígeno (BOF por sus siglas en inglés) AHMSA produjo 397 mil toneladas de acero líquido, tres mil más que la marca récord lograda en octubre pasado.

Ese mayor volumen de acero líquido se reflejó en una nueva marca de planchón de acero al alcanzar 382 mil toneladas contra las 379 mil toneladas, máxima producción alcanzada hasta entonces en las tres máquinas de Colada Continua.

En producto terminado, el Molino Hitachi del departamento de Laminación en Frío 2, estableció también una nueva marca de producción diaria el pasado 1 de abril al lograr 3 mil 577 de lámina rolada en frío, dejando atrás el récord del 28 de diciembre de 2012.

En la Unidad Monclova de Nacional de Acero, cuya función es dar valor agregado a la placa de acero, se procesaron 39 mil toneladas, volumen superior en tres mil toneladas a la marca lograda en octubre de 2011.