México sigue siendo una buena opción para invertir: ABM

Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México, dijo que crecer a ritmos de entre 2 y 3% no es nada despreciable, sobre todo, tomando en cuenta el panorama internacional.
El presidente Luis Robles Miaja.
Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México. (Mariana Hernández León)

Ciudad de México

Pese a los datos aparentemente negativos que se han dado a conocer. México continúa siendo una de las mejores opciones para invertir, aseguró Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM). 

Recientemente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público recortó su estimación de crecimiento económico para este año a un rango de entre 2.2 y 3.2 por ciento, frente a una estimación previa de entre 3.2 y 4.2 por ciento. 

Al respecto Alberto Gómez Alcalá, presidente ejecutivo de la ABM, resaltó que no están satisfechos con el nivel actual de crecimiento; sin embargo, la realidad es que se compara favorablemente con otros países de similar desempeño. 

En tanto, Luis Robles afirmó que crecer a ritmos de entre 2 y 3 por ciento no es nada despreciable, sobre todo, tomando en cuenta el panorama internacional, donde muchos países, incluidos Brasil, Venezuela, y Argentina, registraran una contracción en su economía. 

"Crecer 2.7 o 2.8 no se puede calificar como mediocre, y se ve en los flujos de capital que no han salido de México a diferencia de otras naciones emergentes. Nuestro país sigue siendo a pesar de los datos aparentemente negativos una de las mejores opciones para invertir y esta preparado para enfrentar la volatilidad", dijo. 

Viendo hacia adelante, Gómez Alcalá, también economista en jefe de Banamex, destacó que las mejores cifras de crecimiento económico están por venir, toda vez que lo peor quedó en el primer trimestre, y ahora, todos los indicadores apuntan a una ruta ascendente. 

Por otro lado,el gremio banquero señaló que al cierre del primer trimestre del año el crédito mantuvo su expansión, dado que aumento 9.4 por ciento en términos nominales y 13 por ciento en reales, cifra que se vio impulsada por un mejor desempeño del financiamiento a las empresas, aunque indicó que el crédito al consumo también sigue una ruta ascendente.