AB InBev llega al precio de SABMiller para fusionarse

Las dos cerveceras más grandes a escala global llegaron a un acuerdo para crear la mayor empresa en su tipo.
Stella Artois, una de las marcas de AB InBev.
Stella Artois, una de las marcas de AB InBev. (Yves Herman/Reuters)

Londres y Nueva York

La cervecera SABMiller, que cotiza en Reino Unido, dijo que acordó “en principio” la adquisición por 68 mil millones de libras que ofreció su mayor rival Anheuser-Busch InBev, la cervecera más grande del mundo por ventas.

El avance, que se produce después de buscarlo durante un mes, le dará un impulso al abultado volumen de acuerdos en 2015, que ya está en camino de superar el récord de todos los tiempos establecido poco antes de la crisis financiera. El entusiasmo por las fusiones y adquisiciones recibió el impulso del bajo costo de deuda y la búsqueda de crecimiento entre las compañías más grandes del mundo.

La combinación tendrá como resultado una cervecera responsable de la fabricación de una de cada tres cervezas que se venden en el mundo, y necesitará de varios acuerdos secundarios, ya que las dos empresas tienen activos desde EU hasta China, para lograr obtener la aprobación regulatoria. El acuerdo llegó después de un frenético día de negociaciones en Londres el lunes, entre Jan du Plessis, el presidente sudafricano de SAB, y Carlos Brito, el ejecutivo brasileño a cargo de AB InBev.

Como Du Plessis aguantaba para poder ganar más dinero y Brito se negaba, el acuerdo se alcanzó solo después de que Olivier Goudet, presidente de AB InBev, intervino y dijo que su compañía va a elevar su oferta de efectivo por quinta vez a 44 libras por acción. La cifra —una prima de 50 por ciento sobre el precio de acciones al cierre y sin cambios de SAB de hace un mes— fue suficiente para convencer a Du Plessis y Alejandro Santo Domingo, quien también participó en las negociaciones finales y cuya familia es la segunda mayor accionista de SAB. Du Plessis dijo que el apoyo de los Santo Domingo fue “crítico” para el acuerdo. “Tengo la mayor admiración por la forma como se comportaron. Son unos verdaderos caballeros”, dijo. La propuesta final de AB InBev valora el capital de SAB en 68 mil millones de libras y tiene un valor de 75 mil millones de libras si se considera la deuda neta. La propuesta incluye una oferta parcial de 41 por ciento de acciones de SAB, que tienen un valor de 39.03 por título.

El fabricante estadunidense de cigarrillos Altria, propietario de 27 por ciento de SAB, apoyó abiertamente la oferta, y anteriormente dijo que iba a aceptar la opción de capital. Es probable que la familia Santo Domingo, que tiene participación en la compañía BevCo, también acepte la alternativa de las acciones. Tanto Altria como BevCo esperan recibir puestos en el consejo de dirección de la entidad fusionada, dijeron personas cercanas a la situación.

Las acciones de SAB subieron 9 por ciento, para llegar a 39.46  libras en Londres, mientras que las de AB InBev subieron 1.5 por ciento en Bruselas.

Los altos directivos de SAB esperan recibir un probable beneficio de 2 mil 100 millones de dólares en acciones de propiedad y opciones si se completa exitosamente el acuerdo, según los analistas de Bernstein. Solo Alan Clark, presidente ejecutivo de SABMiller, recibirá más de 65 mdd.

En caso de que no se logre completar el acuerdo debido a obstáculos regulatorios o a la oposición de los accionistas de AB InBev, la compañía tendrá que pagar una cuota de incumplimiento de contrato a SAB de 3 mil mdd.

Si se completa el acuerdo —incluida deuda—, será la tercera mayor transacción de fusiones y adquisiciones en la historia, de acuerdo con Dealogic, con lo que superará la compra de AOL por Time Warner en el año 2000.

También marcará el paso más ambicioso de AB InBev, cuyo largo historial de adquisiciones ayudó al crecimiento de la compañía de ser una división relativamente pequeña en Brasil a la mayor cervecera del mundo.

Personas cercanas a las negociaciones dijeron que los principales accionistas de SAB empezaron a presionar a su consejo para negociar con AB InBev, después de que mejoraron la propuesta el lunes, que incluyó una oferta de efectivo de 43.50 libras. Aunque AB InBev y SAB son los fabricantes de cervezas más grandes del mundo, algunos analistas minimizan los riesgos regulatorios debido a la diferente división geográfica de sus empresas. Sin embargo, un acuerdo probablemente tome más de un año para que se complete, porque necesita de la aprobación de decenas de jurisdicciones.

Para satisfacer las normas antimonopolio de EU, los analistas dijeron que la empresa combinada probablemente tendrá que vender MillerCoors, una empresa conjunta que controla SAB. El probable comprador es el socio de SAB, Molson Coors, que tiene el derecho de hacer la primera y última oferta.

Un alto funcionario del departamento de comercio e industria de Sudáfrica dijo que el gobierno va a examinar estrechamente el impacto del acuerdo. SAB es una de las empresas más grandes que cotizan en bolsa en el país.

“Estamos totalmente a favor en lo que respecta a la inversión extranjera directa, pero por supuesto que no queremos que ésta desplace a los productores nacionales, cierre plantas locales y simplemente importe todo”, dijo el funcionario.

AB InBev busca a SAB por su fortaleza en los mercados emergentes de alto crecimiento, como África, ya que las ventas en muchos mercados desarrollados se reducen debido al cambio en los gustos del consumidor.

Lazard fue el único asesor financiero para AB InBev, mientras que Freshfields y Cravath, Swaine & Moore actuaron como sus asesores legales. SABMiller recibió la asesoría de Robey Warshaw, JPMorgan Chase, Morgan Stanley y Goldman Sachs en la transacción financiera, y de Linklaters y Hogan Lovells.

Información adicional de Andrew England en Johannesburgo.

 

6%

Alza que registraron los títulos de SABMiller para llegar a 39.46 libras en Londres

2,100 mdd

Beneficio que esperan recibir los altos directivos de SAB en acciones de propiedad y opciones