Mastitis: el dolor de no poder amamantar

La mastitis es una inflamación de los tejidos del pecho que puede suceder en cualquier fase de la lactancia y causa dolor.
No te pierdas de crear ese vínculo tan especial con tu bebé y a la menor señal acude a tu médico.
No te pierdas de crear ese vínculo tan especial con tu bebé y a la menor señal acude a tu médico. (Especial)

Ciudad de México

Si acabas de tener a tu bebé ten cuidado, porque ya sea que tengas planeado amamantarlo o no, la mastitis es un riesgo latente que puede aparecer en uno o en ambos senos y puede complicar una etapa en la que sólo deberías de ocuparte en crear un vínculo emocional con tu recién nacido.

Los síntomas de la mastitis son inflamación dolorosa, zonas enrojecidas en la piel de la mama y tejido endurecido e inusualmente caliente. Si es causada por una infección, también se pueden presentar escalofríos, fiebre superior a los 38 grados centígrados y fatiga.

TE RECOMENDAMOS: Tu bebé puede morir si lo dejas dormir en esta posición

La mastitis puede aparecer cuando se acumula leche en los pechos y estos se congestionan, cuando los conductos se tapan o cuando gérmenes entran en la mama por medio de grietas o fisuras en los pezones.

Sus síntomas pueden aparecer gradualmente o de forma repentina, pero en cualquiera de los casos impedirá que amamantes a tu bebé. Por eso, es mejor que a la primera señal de inflamación consultes a tu médico y tomes precauciones.


 

CR