Qué te hace más atractiva ¿el cabello largo o corto?

Un estudio investiga la connotación del pelo largo en nuestra cultura y cuánto afecta en la percepción de los hombres
¿Cómo prefieres tu 'look'?
¿Cómo prefieres tu 'look'? (Especial)

Ciudad de México

¿Cuántas veces hemos escuchado que a los hombres les gustan las mujeres con pelo largo? En nuestra cultura de rapunzeles y príncipes azules, el pelo largo es definitivamente motivo de halago. ¿Las mujeres somos naturalmente más atractivas por tener el cabello hasta las caderas? La ciencia dice que no.

Lo primero que plantean los estudios es que nuestra sociedad se ha estructurado a partir de una “dismorfia sexual”, es decir que hemos creado o designado ciertas características que diferencian un sexo del otro. Carritos y muñecas, azul y rosa, vestido y pantalón, pelo largo y pelo corto, todo para tener bien claro quién es hombre y quién es mujer.

TE RECOMENDAMOS: Mascadas que definen tu 'look'

Las investigaciones aseguran que en realidad el largo de tu cabello no afecta tanto tu atractivo, en realidad varios hombres percibieron a las mujeres con cabello corto como más honestas, empáticas, emocionales e incluso fértiles.

Otros estudios mostraron que las mujeres con pelo largo eran percibidas como más femeninas y, desafiando otra concepción general, más dominantes o independientes. Posteriores investigaciones llegan a una conclusión aún más complicada y aseguraron que muchos hombres ven a las mujeres con cabello corto como más confiadas y arriesgadas. En fin, parece que en esta tampoco se nos pone fácil.

La verdad es que es difícil sentirse atractiva cuando no estás cómoda. Así que si el pelo largo no es lo tuyo, con un buen pixie cut tal vez llegues a tu máximo esplendor, o al revés, una melena ambiciosa puede ser la mejor opción para ti.

TE RECOMENDAMOS: Salma Hayek sorprende en Cannes con cabello rosa

La ciencia no puede predecir qué te hará más o menos atractiva, y a estas alturas tampoco vamos a domar nuestros gustos y cabellos solo para encantar al galán en turno. La del veredicto final siempre vas a ser tú, porque sobre gustos no hay nada escrito.

AG