• Regístrate
Estás leyendo: Temporada con riesgo para Toro Rosso
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 10:28 Hoy

Temporada con riesgo para Toro Rosso

Por primera vez en su historia, la escudería tendrá motores Honda en esta campaña y alineará dos pilotos que apenas suman nueve carreras en F1

Publicidad
Publicidad

La Afición

El regreso de los motores Honda a Fórmula Uno en 2015, después de siete años de ausencia, no provocó grandes alegrías en McLaren en las últimas tres temporadas. La marca japonesa se reencontró con los de Woking, pero su mejor resultado fueron tres quintos lugares que consiguió casi de forma heroica el español Fernando Alonso.

La relación no funcionó. Tras un complicado 2015 en el que los autos británicos apenas sumaron 27 puntos, la siguiente campaña dejó un mejor sabor, con casi 50 unidades más (76), pero en 2017 todo volvió a ser caótico, con apenas 30 y el penúltimo lugar del campeonato de constructores.

Las acusaciones en el garaje, sobre todo de Alonso y del director del equipo, Éric Boullier, se concentraron en Honda y el matrimonio llegó al final en noviembre.

Sin embargo, la Fórmula Uno no quiso perder a la marca japonesa y encontró una nueva relación con Toro Rosso, la segunda escudería de Red Bull que por primera vez tendrá motores Honda.

El comienzo del vínculo ha sido positivo, ya que el equipo italiano fue el tercero que más vueltas dio durante los entrenamientos previos en Barcelona y recorrió un total de 2,718.52 kilómetros para probar la planta de poder, que no tuvo problemas de confiabilidad.

A nivel directivo, Honda recibió el mensaje de los tres malos años con McLaren y cambió a su director, Yusuke Hasegawa, por Toyoharu Tanabe, quien tiene experiencia en la máxima categoría al haber trabajado como ingeniero de equipo.

Así, Toro Rosso comenzará una nueva era, después de alcanzar su única victoria en 2008, con el alemán Sebastian Vettel, con motores Ferrari, que utilizó hasta 2016, con un breve paso por los de Renault en 2014, 2015 y 2017.

Para ello, la escuadra menor de Red Bull también se arriesgará con los pilotos. Acostumbrada a promover nuevos talentos, tuvo un año anterior complicado, porque el español Carlos Sainz se marchó a Renault para el final de la temporada anterior y la paciencia con el ruso Daniil Kvyat se terminó.

El asesor de Red Bull, Helmut Marko, encontró en el francés Pierre Gasly y el neozelandés Brendon Hartley a sus nuevos conductores. El galo, campeón en GP2, debutó en F1 en el Gran Premio de Malasia, pero tras dos carreras en el monoplaza, se ausentó para disputar el final de la Súper Fórmula japonesa y regresó para las tres últimas de la campaña, con el lugar 12 en Brasil como su mejor resultado.

Su compañero de garaje tampoco tiene mucha experiencia en el serial. Campeón del WEC en 2015 y 2017 y ganador en Le Mans el año pasado, había dejado atrás su sueño del Gran Circo al abandonar Red Bull en 2011 y luego vivir dos años como piloto de pruebas de Mercedes.

Una llamada a Marko cambió su destino y el de Oceanía debutó en F1 a los 27 años en Austin, donde consiguió el lugar 13, para luego cerrar la campaña en el auto de Toro Rosso, preparándose para su primera campaña completa en la categoría.

Los dos pilotos, que se conocieron unas horas antes del comienzo de las actividades del Gran Premio de México, son la apuesta de una escudería que confía en su talento para reemplazar lo que dejó Sainz y escalar en el campeonato de constructores; aunque la verdadera revancha es para Honda.

Consigue tus boletos para la Fórmula 1, aquí

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.