• Regístrate
Estás leyendo: Sébastien Ogier se lleva el Rally México
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 15:40 Hoy

Sébastien Ogier se lleva el Rally México

Tras una cuarta jornada sin sobresaltos, el piloto francés recupera el trono en Guanajuato, donde ya había ganado entre 2013 y 2015

Publicidad
Publicidad

Juan Pablo Sánchez

El francés Sébastien Ogier (M-Sport Ford) vuelve a reinar en México. El piloto galo, campeón en las últimas cinco temporadas del Campeonato Mundial de Rallies (WRC), se impuso en Guanajuato, tres años después de hacerlo por última vez.

El galo, que estuvo a la sombra del regreso de su compatriota Sébastien Loeb, aprovechó la ponchadura que sufrió el Citroën del veterano el sábado, para completar una jornada de ensueño y tomar el liderato, que ya no soltó hasta llegar al cierre de la cuarta jornada en Las Minas.

Ogier triunfó en México entre 2013 y 2015, después del dominio de Loeb, pero en los últimos dos años las victorias correspondieron al finlandés Jari-Matti Latvala y al británico Kris Meeke.

Precisamente el de Irlanda del Norte fue el protagonista en la primera etapa de la última jornada, cuando perdió el control del auto en Alfaro y tuvo que recibir la ayuda de los aficionados para retomar el camino, aunque con el tiempo perdido entregó el segundo lugar de la general, que recayó en el español Dani Sordo (a 1:13.6 minutos de Ogier).

Para el ibérico fue el cierre ideal para un fin de semana exitoso. El de Hyundai no corrió en la fecha anterior del WRC, en Suecia, pero volvió en su mejor forma en Guanajuato, donde fue líder el viernes, antes de la aparición de Loeb.

Otra de los protagonistas en Guanajuato fue el veterano, quien después de no correr en el campeonato por tres años, terminó en la quinta posición, detrás de Andreas Mikkelsen (Hyundai), después de llevarse tres etapas y demostrar que su talento es a prueba de tiempo.

La jornada sirvió para la redención de Latvala (Toyota) y el estonio Ott Tänak (Toyota), quienes sufrieron durante todo el Rally, pero se llevaron las dos primeras etapas, aunque sin poner en riesgo la victoria de Ogier, quien también se impuso en el inicio del calendario en Montecarlo.

El cierre fue de nuevo en Minas, en una power stage para la que todos los pilotos guardaron llantas y en la que se impuso Tänak.

Pero el festejo en El Pípila por los 15 años del Rally México fue para Ogier, el más constante durante los cuatro días de competencia, que aprovechó la circunstancia de Loeb y que demostró que a pesar del regreso del máximo ganador en la historia, el WRC ahora le pertenece a él.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.