Frío y llegadas tarde en la inauguración de ducto

Funcionarios, invitados y medios esperaron alrededor de dos horas a que el Ejecutivo Federal arribara al lugar.
Algunos asistentes aprovecharon para tomarse selfies con los políticos.
Algunos asistentes aprovecharon para tomarse selfies con los políticos. (Carlos Rangel)

Los Ramones

Hacia el mediodía, vehículos oficiales, de la Policía Federal y Secretaria de la Defensa Nacional escoltaban a una camioneta blindada desde Los Ramones hacia Monterrey.

Faltaba una hora para que, según la agenda oficial, diera inicio el evento de inauguración de la primera fase en el gasoducto de este municipio.

Tocó a los representantes de los medios de comunicación ser los receptores de noticias. "Viene con retraso, tuvieron que ir por él por tierra hasta el aeropuerto, no se puede venir en helicóptero con estas condiciones".

Dos horas de espera y la temperatura a 3 grados centígrados, más la llovizna iban a ser, parejas para todos.

El sitio ya estaba lleno hacia el mediodía, lo demás fue esperar; primero a que el retraso se hiciera oficial, lo cual pasó 90 minutos después, cuando el maestro de ceremonias anunció una demora que ya era evidente.

Durante la espera, los funcionarios de 'primera fila' aprovecharon para ponerse al día.

El diputado federal Héctor Gutiérrez compartió su tiempo con la senadora Ivonne Álvarez y el procurador Adrián de la Garza.

A la izquierda los funcionarios estatales; Héctor Morales, secretario del Trabajo; Aurora Cavazos, de Educación; y el vocero Jorge Domene.

También en primera fila hacia los ceneopeistas, la senadora Cristina Díaz y el diputado federal Héctor García.

Hacia las 15:20, casi dos horas después de lo programado, la voz del maestro de ceremonias anunció el arribo del Presidente, quien sin importar la hora y la temperatura se dio el tiempo para las selfies.

El Ejecutivo Federal llegó acompañado de los gobernadores de Nuevo León, Rodrigo Medina; y Tamaulipas, Egidio Torre; y el secretario de Energía.

A pesar de que la concurrencia era limitada a funcionarios, empresarios y empleados de Pemex, algunos acarreados fueron situados estratégicamente para las porras y las fotos.

Debido al retraso el programa fue recortado; el primero en tomar la palabra Rodrigo Medina, quien al menos en cinco ocasiones se dirigió directamente al presidente para agradecerle su "visión".

Sólo fueron ocho minutos de discurso, hasta ahora el más corto que ha dirigido el mandatario estatal en un evento oficial, en los cuales enfatizó el apoyo del Gobierno Federal.

"Cuente señor presidente con el apoyo del Estado de Nuevo León, estamos con usted hoy y siempre.

"Estamos con usted para continuar impulsando ese gran proyecto nacional que usted liderea y que lo hace en beneficio de todos los mexicano", dijo en su discurso.

En ese momento la porra se escuchó: "La gente norteña, siempre esta con Peña", gritaban desde ambos lados del escenario.

Así el evento se acortó de 90 a 45 minutos y cuando por fin el presidente dejó el recinto todos buscaron salir lo más rápido posible, empezaba a caer una ligera brisa y el hambre arreciaba.