Arqueólogos 'vigilarán' extracción de gas 'shale' en el estado: INAH

Cuando se instalen los pozos, la presencia de especialistas aumentará en las zonas.
Restos fósiles han sido hallados en Vallecillo, Bravo y China.
Restos fósiles han sido hallados en Vallecillo, Bravo y China. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

La zona norte y oriente de Nuevo León tendrá que ser "vigilada" por arqueólogos durante el proceso de instalación y operación de los pozos de extracción de gas, indicó la delegación en el estado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Elsa Rodríguez García, delegada del Instituto, indicó que la zona denominada como Cuenca de Burgos tendrá que ser vigilada por especialistas donde incluso se tendrían que solicitar arqueólogos a México para que apoyen dicha tarea.

Si bien recordó que el INAH está en comunicación con la Comisión Estatal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) para atender cualquier hallazgo arqueológico o paleontológico cuando se realizan sus respectivas instalaciones.

Pero una vez que se empiecen a instalar los pozos de extracción para el gas shale, la vigilancia se tendrá que aumentar.

"Por la experiencia que tengo en Chihuahua te puedo decir que los trabajos para instalar las tuberías sí afectan (a las zonas) por lo que necesita estar un arqueólogo presente"", expuso la antropóloga.

Recordó que por ley, las empresas mineras o las de extracción de gas, tanto mexicanas como extranjeras, tienen que presentar un proyecto previo para determinar si afectarán o no alguna zona arqueológica.

En Nuevo León los municipios que han sido señalados con expectativas para la extracción del gas son Anáhuac, Vallecillo, Parás, Agualeguas, Bravo, China o General Terán, por citar algunos.

De esta lista tan sólo en Vallecillo, Bravo y China son frecuentes los descubrimientos de restos fósiles de peces y mamíferos prehistóricos.

"Tendremos que tener arqueólogos trabajando, ahora tenemos tres pero si la carga de trabajo es amplia de México tendremos que pedir apoyo", refirió la delegada.

Tras darse a conocer la intención de un grupo de ciudadanos para conformar una asociación de paleontología, la delegación del INAH refirió que mientras la agrupación ayude "a custodiar y preservar" los fósiles contarán con el apoyo del Instituto.