Denuncian por acoso al Gobierno de Monterrey

Afirman que burócratas intimidan a colonos que protestaron por falta de alumbrado público.

Monterrey

Vecinos de la calle Abasolo, en el Barrio Antiguo, denunciaron sufrir actos de intimidación por supuestos funcionarios del municipio de Monterrey, tras la caminata con linternas que organizaron por la noche del miércoles.

A través de una denuncia pública publicada en redes sociales, Heriberto García Martínez, habitante del sector, expuso que uno de los participantes fue citado en las oficinas municipales para interrogarlo sobre quién o quiénes organizaron la protesta y con qué fin.

Aunque no mencionan algún nombre o referencia sobre los empleados municipales, la carta denuncia las medidas emprendidas desde el Palacio Municipal de Monterrey tras la caminata.

"El día de hoy varios vecinos de la calle Abasolo sufrieron intimidación y un vecino fue llamado a las oficinas del Municipio de Monterrey para ser interrogado por la 'Caminata con Linternas' que llevamos a cabo ayer (miércoles)", expuso García Martínez, uno de los participantes de la acción, en este documento.

"Les preguntaron si había sido un evento político, de qué partido, quién los estaba liderando y que por qué había medios de comunicación", refiere en el documento.

La "Caminata con Linternas" fue un acto emprendido por vecinos para criticar la falta de alumbrado público en las calles del Barrio Antiguo, principalmente de la calle Abasolo.

Este evento reunió a más de 50 personas a pesar de las bajas temperaturas, quienes armados con linternarios, dieron luz a esta vía. Casualmente por la noche del miércoles, las luminarias funcionaron, tras meses de no hacerlo. La misma situación ocurrió en la calle de Mina.

García Martínez criticó que durante meses presentaron la denuncia por la falta de alumbrado, sin tener respuesta municipal. Ahora, tras una protesta pacífica, fueron interrogados por dicho acto.

Propietarios de negocios y vecinos señalaron que los supuestos empleados acudieron al mediodía del jueves, preguntando por los organizadores del evento. Uno de los residentes aceptó acudir al Palacio para acarar la situación, pero de nueva cuenta fue interrogado.

La denuncia hecha por García rápidamente fue compartida en redes sociales, y en cuestión de minutos decenas de comentarios se solidarizaron con la causa.