Abarrotan Ojo de Agua y La Turbina, en Sabinas

A precios módicos, las familias se dieron un chapuzón y algunas hasta acamparon.

Sabinas Hidalgo y Monterrey

A una hora y media de Monterrey se encuentran los parques Ojo de Agua y La Turbina, en Sabinas Hidalgo, a donde muchas familias acuden hasta para acampar.

El costo a ambos parques es de 20 pesos por persona y se pueden apreciar hermosos paisajes naturales con agua cristalina, donde pueden refrescarse, o en su caso, aprovechar las albercas.

Pero si sólo desean pasear existen unas lanchas en las que pedaleando puedes disfrutar un pequeño recorrido por 50 pesos.

Otra actividad es la tirolesa a 17 metros de altura en un cable de 600 metros que cualquier persona puede practicar por 100 pesos.

Tras divertirse todo el día, algunos aprovechan los asadores y que no falte la carne. Las familias optan por acampar, ya sea durmiendo, en sus vehículos o tiendas de campaña, aunque algunos cuestionaron que esto antes era grais y ahora les cobran 100 pesos la noche.

Familias, grupos de jóvenes todos señalan que constantemente observan operativos de seguridad en la zona aunque esperan que se refuercen a partir de este jueves tanto en la carretera como en los parques.

Por otro lado, desde temprana hora decenas de ciudadanos salieron a ejercitarse al parque natural Río La Silla.

Y es que con las vacaciones de Semana Santa, los pequeños también quieren aprovechar de la naturaleza.

"Me gusta mucho el parque porque me divierto con esta chamaquita, entonces lo que más me gusta es que puedes venir a caminar y aparte está muy bonito el río.

"Cuando estás caminando lo que más me gusta son los perritos haciendo ejercicio y así y los juegos para hacer ejercicio que puso el municipio también están padres, pero quisiera que pusieran juegos para los pequeñitos", contó Fernanda Santos.

En la colonia Cortijo del Río, al sur de Monterrey, se pudo ver a personas corriendo, caminando y usando los aparatos para ejercitarse.

"Poco a poco lo fueron mejorando hasta que quedó todo completo con malla y teníamos vigilancia interna y aparte no se permitía entrar a gente con los perros", expresó Nancy Alicia González.