Dan el último adiós al motociclista que murió tras caer en un bache de Lincoln

Manuel Castillo fue enterrado la mañana de este domingo en el panteón San José.
La caravana salió a las 10:00.
La caravana salió a las 10:00. (Especial)

Monterrey

El ruido de las motos entonaban la señal de despedida que familia, amigos y conocidos le dieron a Manuel Castillo, el motociclista que por un bache perdió la vida.

La mañana de este domingo, cientos de personas se reunieron en el panteón San José, en Monterrey, sitio donde descansarán sus restos.

Pasaban las 10:00 cuando la caravana partió desde la funeraria Protecto-Deco, localizada en la calle Villagrán.

Entre la multitud estaba la familia de Manuel y el club de motociclistas Cínicos.

Al entierro acudieron más de 250 motociclistas de distintos clubes, los cuales recibieron un mensaje por parte de la madre de Manuel Castillo.

“Sí les voy a pedir, a sugerir: póngase el casco, cúbranse la cabeza; él era muy precavido, no sé qué pasó, pero por eso les pido que se pongan el casco, los hombres y mujeres, los que van adelante y atrás, porque nos causan un dolor muy grande a las madres”, expresó a los presentes.

El féretro se encontraba envuelto en una camiseta del club al que pertenecía y decenas de flores adornaban la lápida al igual que su casco.

La música y los aplausos se hicieron presentes, así como el ruido emitido por las motos para despedir a quien durante muchos años recorrió en ellas múltiples calles y carreteras. 

Uno de los tantos motociclistas y amigo de la víctima, Carlos Martínez, describió a Manuel como una persona de carácter fuerte pero con un gran corazón.

“Manuel tenía su personalidad, era muy regañón, él siempre me decía ‘usa el casco’; él era alegre, tenía muchos hermanos, no tenía amigos, éramos hermanos y era de una calidad moral muy especial”, señaló.

Manuel Castillo permaneció internado en el hospital Universitario desde el pasado 21 de abril, cuando se registró el accidente vial en la avenida Lincoln.

Ahí, su moto cayó en un bache, y tras sufrir un golpe en la cabeza, permaneció en coma hasta el pasado viernes, cuando perdió la vida.

Ayer, sus restos fueron enterrados en el panteón San José.