Burlan a SP y hacen piso extra en torre Tanarah

Protección Civil y Control Urbano de San Pedro inspeccionan obra y detectan construcción del nivel 30; excedente del edificio ahora sería de 26.6 metros.
Los trabajos se realizaron durante el plazo que se dio a los dueños para que realizaran trabajos de remediación por daños detectados.
Los trabajos se realizaron durante el plazo que se dio a los dueños para que realizaran trabajos de remediación por daños detectados. (Carlos Rangel)

San Pedro Garza García

Pese a tener ultimátum para demolerle un excedente de 23.1 metros, los dueños de la torre Tanarah se fueron por la libre y construyeron otro piso más sin permiso del Ayuntamiento.

Antes de las 14:00 de ayer, unos ocho elementos de Protección Civil de San Pedro y el titular de Control Urbano, Horacio de León, inspeccionaron por más de una hora el área.

Tras el análisis de la autoridad, el secretario del Ayuntamiento, Bernardo Bichara, llegó al sitio de la torre para informar que los dueños habían "burlado" a la autoridad al construir otro piso.

"Para nuestra sorpresa, una vez más encontramos a Tanarah en rebeldía habiendo hecho trabajos que no tenían que haber hecho, como haber construido un piso más", dijo el funcionario.

A decir de Bichara, se trata de la construcción del piso número 30, el cual mide aproximadamente 3.5 metros, por lo que ahora la altura excedente se estima que sería de 26.6 metros.

Si bien la torre se había clausurado y a los dueños se les había dado un plazo de 28 días para hacer trabajos de remediación para reponer los vidrios destruidos, Bernardo Bichara indicó que la desarrolladora edificó un piso más e instaló dos climas por nivel en la torre Tanarah.

"Están metiendo aires acondicionados, están metiendo estructuras y están en franca rebeldía y se están burlando a la autoridad.

"Esto sigue confirmando la conducta que ha mostrado Tanarah una y otra vez, de burlarse de la ciudadanía, de meterle más riesgo al proyecto, como si ya lo que se ha señalado no es suficiente".

Como parte de las acciones para dar revés a la nueva construcción, el secretario del Ayuntamiento apuntó que se demandará en materia judicial a quien resulte responsable por el desacato de ley.

"Con todo el peso de la ley vamos a actuar en contra del proyecto que se burla de la ley, que reta a la autoridad, que insiste en agravarle riesgo.

"Nos tiene sumamente consternados que hayan violado una suspensión de Protección Civil, que además, de buena fe el municipio extendió 28 días más contados a partir del 30 de junio", reiteró.

El servidor público informó que se pondrán sellos de clausura. En tanto, señaló que no se permitirá el acceso a ningún trabajador en la zona por parte de la desarrolladora.

"Es un proyecto riesgoso, fallido, bélico, que no nada más pone en riesgo a esta autoridad, sino también a la gente que está en plaza Tanarah", manifestó.

Aunque en primera instancia se había dado el anuncio de la demolición de cuatro losas de piso, la azotea y el helipuerto, de un estimado de cinco pisos; con este nuevo nivel se tendrían que derrumbar seis, destacó.

Hasta el momento, refirió, el municipio de San Pedro no ha presentado el plan de demolición. Sin embargo, el secretario de Ayuntamiento adelantó que el municipio tiene entre tres y cuatro interesados en ser contratados para el derrumbe de más de 26 metros.

"Ya se han caído vidrios de 250 kilos, y hemos dicho que es un área de peligro. Tenemos que procurar que no haya lastimado, lesionado y ninguna fatalidad, y en ese sentido, aquí no traería a mis hijos", refirió el funcionario.

Según peritajes del municipio de San Pedro a cargo del especialista Manuel Sáenz, la estructura de la torre Tanarah se encuentra fuera de norma, es peligrosa, de mala calidad y es altamente riesgosa.

Fue el pasado jueves el Ayuntamiento, detalló, que 12 de las 15 columnas que sostienen la edificación se encuentran fuera de normativa, hay estrellamiento de decenas de vidrios y la cimentación de la torre está rebasada.

Por lo anterior, se ordenó a los responsables presentar un plan de demolición con límite hasta el próximo jueves. De no presentarlo, la autoridad sampetrina hará el derrumbe de seis pisos.

Según estimaciones del alcalde Ugo Ruiz Cortés, la demolición del excedente de la torre Tanarah equivalente a seis pisos podría tener un costo que ronda los 10 millones de pesos.

Una de las únicas formas en las que se podría evitar el derrumbe de seis pisos de la torre ubicada en Vasconcelos, es que el desarrollador obtenga una suspensión de amparo.

Por la libre

-Como parte de las acciones para dar revés a la nueva construcción, el secretario del Ayuntamiento apuntó que se demandará en materia judicial a quien resulte responsable por el desacato de ley.

-Ayer, ocho elementos de Protección Civil de San Pedro y el titular de Control Urbano, Horacio de León, inspeccionaron por más de una hora el área. El secretario Bernardo Bichara informó lo hallado en la torre.

-Inicialmente, las autoridades ordenaron la demolición de cuatro losas de piso, la azotea y el helipuerto, un estimado de cinco pisos. Con este nuevo nivel, seis plantas tendrían que ser derribadas.

Se desploma número de locatarios

Propietarios de locales cercanos a la torre Tanarah opinaron que la polémica en torno al edificio les ha causado disminución en sus ventas de hasta 30% en el último año. A decir de Nora Ortiz, representante de los comerciantes, al menos unos 10 locatarios de unos 80 que había han desistido de su comercio y han abandonado el sitio en los últimos 12 meses.

"De un año para acá calculo que nos ha afectado alrededor de un 25 a 30 por ciento en ventas. Ha habido muchos cierres".

La representante indicó que pese a que en el sitio había comerciantes con mucha experiencia y profesionalismo, se tuvieron que ir por las incomodidades de la torre vecina.

"Los que están más cerca son los más dañados, los vemos entre todos", destacó.

Si bien a temprana hora de ayer se tuvo una reunión con representantes de la administración de la torre Tanarah, comentó que sólo se les mostró un peritaje del año 2012 y no se les dio información clara de qué pasaría con los comerciantes.

Según Ortiz, en una ocasión se le pidió a Francisco Montemayor, dueño de Tanarah, presentarse para pedirle información detallada acerca de la construcción: sin embargo, éste no ha acudido.