San Pedro y representantes del Tanarah tienen cita en tribunales

La audiencia incidental se desprende de un amparo indirecto promovido por los dueños de la torre, la cual se llevará a cabo ante el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa.

San Pedro Garza García

Representantes del municipio de San Pedro y de la torre Tanarah tendrán hoy una audiencia incidental en la que se expondrán más pruebas para que un juez analice la situación del estatus de riesgo del edificio ubicado en Vasconcelos.

A decir de Javier Livas, representante legal de la Desarrolladora Trinity -dueños del edificio en Vasconcelos-, en la cita que se llevará a cabo en el segundo juzgado administrativo solo se analizaran pruebas, pero será hasta el viernes cuando se defina la situación de la demolición.

La audiencia incidental se desprende de un amparo indirecto promovido por los dueños de la torre, la cual se llevará a cabo ante el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa. De acuerdo con fuentes municipales, la visita por parte de representantes legales del Ayuntamiento de San Pedro se podría dar entre 13:00 y 14:00.

Como parte de la administración sampetrina acuden los abogados del municipio y Arturo Quintero, quien ha estado cerca del caso.

La torre Tanarah fue considerada como una edificación de alto riesgo, de acuerdo a un estudio realizado por un perito de la Ciudad de México. Por lo anterior, el municipio de San Pedro ordenó demoler el excedente de más de 23 metros de altura.

Por otra parte, el arquitecto Jorge Longoria, asesor técnico de la torre Tanarah, pidió a las autoridades abrir un diálogo ante los medios de comunicación para esclarecer dudas.

Longoria Treviño aseguró que la Desarrolladora Trinity S.A. de C.V. cuenta con los requisitos de ley de ordenamiento territorial para la aprobación de una construcción como la de Vasconcelos, dijo que sólo se necesitaba el dictamen de un especialista para indicar que el edificio es seguro.

En tanto, hizo el señalamiento de que el perito de San Pedro, Manuel Sáenz de Miera, quien hizo las pruebas y determinó que el edificio era inseguro comenzó a ejercer desde 1997 como profesionista.