Uber, opción para jóvenes; dolor de cabeza para las autoridades

La compañía ha ganado popularidad entre los jóvenes que buscan trasladarse en la ciudad, pues el pago se hace desde una tarjeta de crédito y se solicita una unidad desde un dispositivo móvil.
Los automóviles no cuentan con permiso de transporte de pasajeros, indicaron los conductores.
Los automóviles no cuentan con permiso de transporte de pasajeros, indicaron los conductores. (Especial)

Monterrey

Lo primero es pedirles a los jóvenes que se comporten porque van a pasar por una antialcohólica; lo segundo es explicarles que para evitar sanciones, multas y pérdida de tiempo deben decirle a los tránsitos que el conductor es su chofer privado.

Lo último es pedirles que recuerden el nombre de la dueña o dueño del automóvil, ya que eso ayudará a convencer a las autoridades que efectivamente se trata de un chofer privado y no de un servicio de taxi. Alejandro* ha aprendido que la mejor manera de hacerlo es hablar con sus clientes y pedírselo de manera educada.

Estas son sólo algunas de las medidas que deben tomar los conductores de taxis de Uber cuando transitan por el municipio de San Pedro Garza García, donde la cacería contra estos coches se vive todas las noches.

Uber ha ido ganando popularidad entre los jóvenes en todo el mundo; esta aplicación, que te permite pedir un servicio de transporte de manera segura y sin manejo de efectivo, llegó a México a finales del año pasado, pero su penetración en el mercado mexicano no ha sido tranquila y se enfrenta a situaciones que se repiten en otros países.

La "ilegalidad" del servicio, la competencia desleal y la lucha contra los sindicatos de taxis son sólo algunos de los reclamos que se han dejado escuchar desde que arribó el servicio a Nuevo León.

La empresa y sus conductores han tenido que tomar medidas para evitar verse en problemas legales y mantener su trabajo.

Según la descripción de la empresa en la plataforma de ventas de aplicaciones de Apple, Uber es "tu chofer privado en más de 50 países. Solicita un viaje usando la aplicación y te recogeremos en cuestión de minutos. Servicio al instante significa que no se requieren reservaciones o hacer cola para un taxi".

Alejandro ha sido chofer de Uber desde que inicio en Nuevo León en octubre del año pasado, y ha tenido problemas en más de una ocasión con la autoridad por esta razón. Ha aprendido a sortear estas problemáticas al grado que ya se acostumbró a ellas.

Él y otros conductores de la empresa norteamericana detallaron para MILENIO Monterrey, que para poder seguir trabajando de esta manera deben tomar medidas especiales y buscar la manera de engañar a los tránsitos que intentan detectarlos.

No se trata sólo de pedirle a sus clientes que recuerden el nombre del dueño del vehículo (ya que Uber funciona como una franquicia, donde inversionistas ponen a disposición de la empresa vehículos), o que actúen como si el chofer fuera empleado de ellos, también deben también evitar repetir rutas, destinos y en ocasiones hasta zonas.

"A los antros de San Pedro solo voy una o dos veces por noche porque si no se empiezan a dar cuenta de que ya anduve ahí. Anotan la placa y nos reportan", explicó Javier*, otro conductor que recoge clientes principalmente en la zona de Centrito Valle.

"Cuando paso por antialcohólicas les pido a los chavos que me sigan la corriente, y tengo que esconder el iPhone que me da la empresa para trabajar... Tenemos que actuar como si fuera su chofer, y lo bueno es que los chavos si me hacen el paro, sobre todo si no andan tan tomados", insistió.

Alejandro elige la zona sur de Monterrey, en los alrededores del Tec de Monterrey y la colonia Contry. Aprovecha que en la zona viven muchos extranjeros que no cuentan con un automóvil propio y que ha habido cierto auge de antros y bares en el sector y el estadio del Tec.

Durante un recorrido, Alejandro explicó que tomó esta decisión después de haber tenido percances con las autoridades de San Pedro.

"Es muy raro ver antialcohólicas por acá, y no nos persiguen tanto", aseguró.

Los tránsitos de San Pedro han aprendido a identificar los vehículos (carros de semi lujo de reciente modelo), pero también hacen uso de la misma aplicación móvil para detectar si hay vehículos Uber en los alrededores.

"O bueno, eso es lo que me dijo una vez un tránsito que me paró", dice.

Aunque se intentó contactar a la empresa Uber en sus oficinas de Monterrey, no hubo respuesta. Sin embargo, los choferes entrevistados detallaron que en el estado hay en circulación hasta 200 vehículos de la compañía.

Estos explicaron que muchos trabajaron ya como taxistas, y pese a las problemáticas a las que se ha enfrentado la empresa en la ciudad, prefieren permanecer en Uber que regresar a manejar un taxi.

"Es más cómodo... Mira, ando manejando un Altima del año, me dan un iPhone que me costó 5 mil pesos pero es mío, tengo clima, y me pagan mejor. No se comparan las condiciones de trabajo", respondió Alejandro a pregunta expresa.

Reciben un sueldo fijo que ronda los 9 mil pesos, más cierto porcentaje por cada corrida que realicen por día. Ganan por honorarios, por lo que también están dados de alta ante las autoridades fiscales.

¿Ganaba menos cuando era taxista?, se le cuestionó.

"Pues depende. A veces sí, a veces no. Dependía de cómo me fuera en un día y cuántas corridas hacia. Aquí pues al menos tengo algo fijo".

Para los jóvenes de la era tecnológica es más cómodo hacer uso de este tipo de aplicaciones, ya que basta sólo con indicar la ubicación, un número de tarjeta de crédito. Al momento, el usuario recibirá un estimado del tiempo en que llegará el vehículo, así como información específica del mismo (color, diseño, año, marca) y del conductor (nombre y una fotografía del mismo).

Los conductores de estas unidades reconocen que se encuentran dentro de la ilegalidad, ya que ni siquiera cuentan con el permiso de transporte de pasajeros, pero también aseguran que esto se debe a que los sindicatos de taxistas de México (y del resto del mundo) nunca permitirán que este tipo de servicios despegue realmente.

"Pero es el futuro, yo creo. Es mucho más cómodo pedir un taxi desde el celular, picándole al botón, sin tener que manejar efectivo y que lo llevamos a cualquier lado. No como los taxis que a veces no van a ningún lado y no respetan la tarifa porque es de noche o porque se les pega su gana", opinó Javier.

Por el momento, Uber sigue registrando popularidad entre los jóvenes regiomontanos, que deciden utilizar esta opción para evitar conducir en estado de ebriedad o problemas con las autoridades. Tan solo el año pasado Uber registró 74 mil 447 descargas en México en sistema operativo Android, y se desconoce la cifra en Apple iOs.

*Los nombres de los entrevistados han sido cambiados para evitarles problemas con sus empleadores.