Sistema de justicia se prepara para cambio

Con las reformas que se aplican se privilegia el respeto a los derechos del imputado en algún hecho delictivo, quien deja de ser clasificado como indiciado o presunto responsable.
Sólo un Tribunal de Juicio Oral podrá determinar si una persona es culpable o no, mediante la presentación de evidencias contundentes.
Sólo un Tribunal de Juicio Oral podrá determinar si una persona es culpable o no, mediante la presentación de evidencias contundentes. (Leonel Rocha/Archivo)

Monterrey

A partir del primer minuto de este miércoles 1 de abril, los delitos de mayor impacto como el secuestro, el chantaje, los homicidios, entre otros, se incorporarán al sistema de juicios orales.

Se trata del dos por ciento que faltaba conforme a la gradualidad aprobada por los diputados locales.

Con ello, la reforma al sistema penal acusatorio entrará a plenitud en Nuevo León y, de paso, modificará la forma en que se imparte la justicia en el estado.

“Ahorita (con la reforma) se privilegia mucho que al imputado se le respeten sus derechos para el efecto que no sea privado de su libertad hasta que se dicte sentencia”, apuntó Javier Flores Saldívar, procurador de Justicia en Nuevo León.

Existen diferencias notables entre el modelo tradicional y el nuevo sistema de justicia penal, desde la terminología, pasando por las etapas y, desde luego, el espíritu al momento de juzgar un delito.

Por ejemplo, el “indiciado” o “presunto responsable” desaparece, para convertirse en “imputado”, más allá de esto, el esquema tradicional siempre presumía una culpabilidad del individuo; en el nuevo se presume su inocencia.

La figura del arraigo también queda fuera de la legislación, aunque se mantiene bajo el esquema domiciliario y se suma la prisión preventiva, aunque en ambos casos sólo se otorgan en casos excepcionales, como los delitos contemplados en el artículo 19 de la Constitución.

En tanto, la víctima podrá finalmente participar en el desarrollo de la investigación y el juicio oral, lo que no se contemplaba en el modelo anterior.

Otro cambio a resaltar es que el Ministerio Público pierde la llamada “fe pública”, que le permitía autocalificar sus evidencias, ahora las pruebas que presenten ambas partes tendrán el mismo peso.

Por ello, al existir una presunción de inocencia, sólo un Tribunal de Juicio Oral podrá determinar si una persona es culpable, mediante la presentación de evidencias contundentes.

Este tribunal estará integrado por tres jueces y al menos dos de estos tienen que considerar responsable al imputado, si existiera una “duda razonable” este quedaría absuelto.

“Es para dar certeza jurídica, para que no quede al criterio de una sola persona”, indicó el procurador.

El nuevo modelo prevé que desde el momento que se cometa un delito las policías municipales tomen control de la escena e incluso realicen la recolección de evidencias.

A partir de ahí, se desprenden cuatro etapas: la Investigación, que inicia con la denuncia o detención en flagrancia; la Investigación Complementaria, que arranca con la vinculación a proceso y concluye con el cierre de la investigación. Después viene la etapa Intermedia, en la que se da pie a la acusación y termina con la apertura del Juicio Oral, que es la cuarta y última etapa, que inicia con la audiencia y cierra con la sentencia.

Durante todo este proceso, el imputado es considerado inocente y enfrenta los cargos en libertad, salvo que se trate de un caso excepcional.

Para los organismos vigilantes de los derechos humanos, este punto marca un antes y un después en la forma que se hace justicia.

 “Lo que va a implicar es que las violaciones a derechos humanos, si queremos que el sistema funcione, desaparezcan totalmente. “Esperaríamos que todas las autoridades cumplan con los procedimientos que establece este nuevo sistema”, dijo Minerva Martínez, presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

No obstante la migración de un sistema a otro, la Procuraduría todavía enfrenta un rezago de miles de expedientes del modelo tradicional. Por ello, a partir de este miércoles, la dependencia tendrá una doble tarea.