Presentes, ausentes... y el 'Canto' a Nuevo León

Un evento cargado de porras 'arregladas', ausencias esperadas, mensajes indirectos, quizá a ratos muy directos al adversario político, fue lo que predominó en el segundo informe. 
A pesar del frío, los aplausos del público dieron calidez al acto.
A pesar del frío, los aplausos del público dieron calidez al acto. (Jorge López)

Monterrey

El segundo informe de la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes, además de la explicación cifras de inversión y programas de desarrollo social y de seguridad, tuvo el ineludible matiz político.

Un evento cargado de porras arregladas, ausencias esperadas, mensajes indirectos, quizá a ratos muy directos al adversario político, fue lo que predominó en el evento realizado en los bajos del Palacio Municipal, a una temperatura ambiente de ocho grados centígrados.

Desde el inicio, la presencia del secretario de Desarrollo Social del Estado, Federico Vargas Rodríguez, en representación del gobernador del estado, Rodrigo Medina de la Cruz, generó más aplausos que a la propia munícipe por parte de cientos de asistentes procedentes de varias colonias populares.

En protesta, un grupo de regidores del PRI no acudió ala rendición de cuentas, porque según un comunicado que enviaron ayer a la prensa, no estaban de acuerdo con "las mentiras y engaños" que aseguran, ha dicho la alcaldesa.

En sesión solemne de Cabildo y entre destacados visitantes como el gobernador del estado de Puebla, Rafael Moreno Valle, y el dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya Cortés, pudo verse a los alcaldes de los municipios de García, Santa Catarina y San Nicolás de los Garza, el priista Jesús Hernández Martínez, y los panistas Víctor Pérez Díaz y Pedro Salgado Almaguer, respectivamente.

Ugo Ruiz Cortés, de San Pedro Garza García, y de Juárez, Rodolfo Ambriz Oviedo, no se presentaron, y a excepción de Jesús Hernández, tampoco ningún presidente municipal emanado del Partido Revolucionario Institucional.

Además, entre los invitados pudo verse a José Alfredo Pérez Bernal, líder estatal del PAN, y a Horacio Reyes, dirigente del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Municipio de Monterrey (SUTSMM).

Al final del evento, de manera sorprendente, como si en lugar del palacio municipal fuera el de gobierno, el evento cerró con el Canto a Nuevo León, compuesto durante el sexenio del priista Natividad González Parás, y que identifica también al actual gobierno del PRI, de Medina de la Cruz.

El cierre corrió a cargo de los tradicionales acarreados que ya no aplaudieron a Federico Vargas, y en cambio con porras promovían a la alcaldesa para la gubernatura del estado.