Sector campesino del PRI da ultimátum para nuevo líder

CNC "truena" contra delegado nacional.

Monterrey

Con los ánimos caldeados se desarrolló una asamblea en la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de Nuevo León, en la que sus integrantes exigieron elegir democráticamente a un dirigente o desconocerán al delegado, Constantino Aguilar, quien ya tiene dos años al frente.

Durante el evento en la Casa del Campesino, tronaron en contra de la dirigencia nacional de la CNC y del propio PRI, por menospreciar al movimiento agrario.

A la reunión no se convocó a los medios, según se dijo, debido a  que la dirigencia del comité estatal tuvo información de que los campesinos exigirían la salida del delegado, porque la central agraria “está sin cabeza”, argumentaron.

Los ex dirigentes cenecistas en esta entidad, Juan Paredes Gloria, Jesús Siller Rojas y Genaro Ramírez, encabezaron la asamblea en la que sobresalieron los gritos orientados a que se les vuelva a tomar en cuenta.

El delegado de la CNC nacional, Constantino Aguilar, que es oriundo de Veracruz, estuvo acompañado por el dirigente del PRI en Nuevo León, Eduardo Bailey, quien se comprometió a llevar a cabo el proceso para elegir a quien deberá representar los intereses de este importante gremio y sector del PRI.

“Hemos convocando, pero no nos han hecho caso, a una reunión de nosotros que somos la base de la organización en la que externamos nuestra inconformidad, porque el señor delegado que poco está en Nuevo León, nos tiene alejados y se cerraron todas las ventanillas”, advirtió uno de los inconformes.

Los inconformes pidieron omitir sus nombres por temor a represalias, pero afirmaron que existe un hartazgo en virtud de que desde la salida de Humberto García Sosa, a quien impulsó el ex gobernador Natividad González Parás, la central campesina no opera.

La petición fue unánime: o sale el delegado, Constantino Aguilar, o lo desconocerán y hasta hubo quienes amenazaron con apoderarse del inmueble, en el Barrio Antiguo, para exigir la destitución de Aguilar.

Insistieron y obtuvieron por lo menos verbal, que se abrirá un proceso para elegir al nuevo dirigente y se abra a la participación de todos.

Los tres ex dirigentes se apuntaron para volver a representar los intereses de ese sector campesino del PRI al que lo tienen ninguneado.

En la Casa del Campesino más de la mitad del mobiliario desapareció, hay poco personal administrativo y se carece hasta del servicio de intendencia.