...y sector privado rechaza esta posibilidad

Coparmex Nuevo León dio un no rotundo a regresar la seguridad a manos de civiles, pues el estado todavía no se encuentra preparado para dar ese paso.

Monterrey

Mientras organismos ciudadanos y de seguridad ven necesario mudar de los mandos militares a civiles en las policías municipales, el sector empresarial de Nuevo León se pronunció en contra de esto.

Coparmex Nuevo León dio un no rotundo a esta posibilidad, pues su director general, José Mario Garza Benavides, advirtió que el estado todavía no se encuentra preparado para dar ese paso.

El también ex secretario general de Gobierno sostuvo que una decisión de esta naturaleza se resentirá en los índices delictivos, que se dispararían nuevamente como en años anteriores.

"Se ha cumplido una función importante por parte de los militares, y no nada más de ellos, sino de todos los (cuerpos de) apoyo federales.

"Pero aún estamos muy lejos de recuperar la seguridad que teníamos en 2000, o la que teníamos en 1990, por eso es que yo considero que no se deberían de retirar, que hoy se deben establecer marcos normativos que permitan capacitar a los civiles para que en un momento dado se retiren estos apoyos", puntualizó.

El director de Coparmex aseguró que el retiro militar podría planearse en el mediano plazo, dentro de 5 ó 6 años, cuando los cuerpos de seguridad del estado y los municipios ya cuenten con el adiestramiento necesario para garantizar la tranquilidad.

"Creo que los militares deben de permanecer hasta que no se recupere la plena seguridad", expresó.