A ver de dónde sacan apoyos, dice Gobierno a los alcaldes

Echar abajo cobro de replaqueo afectará a finanzas municipales, al no haber bolsa derivada de este concepto; ayer fue entregado el documento del veto con observaciones del Ejecutivo.
El jueves, Rodrigo Medina de la Cruz anunció la cancelación del canje masivo de placas.
El jueves, Rodrigo Medina de la Cruz anunció la cancelación del canje masivo de placas. (Leonel Rocha)

Monterrey

Los alcaldes de Monterrey, San Nicolás, Santa Catarina y Juárez lograron su cometido de echar abajo el replaqueo. No obstante, la medida implicará un duro golpe a sus finanzas.

Tras anunciarse la cancelación de este proceso, el Gobierno estatal anticipó que tampoco habrá reparto de recursos, estimados en 300 millones de pesos, para las alcaldías de la entidad.

"La recaudación tiene un promedio que sabemos que hay, como se ha explicado, recursos extraordinarios cuando hay un replaqueo, ese recurso extraordinario se estima o se estimaba en alrededor de mil millones adicionales a lo que cada año.

"Al no tener estos mil millones, definitivamente esa proporcionalidad del 30 por ciento, que lo redondeamos en 300 millones, no llegarán a los municipios porque ya no hay esa bolsa que va a entrar bajo ese concepto para poder ser una bolsa a repartir", sentenció ayer Jorge Domene Zambrano, jefe de la Oficina de la Gubernatura.

El funcionario fue más allá, al recordarles que ahora deberán conseguir estos apoyos por cuenta propia, con lo que cerró la posibilidad de transferirles parte de los apoyos que el estado consiguió para cancelar el replaqueo en el 2014.

"Sobre todo aquellos que lo pidieron a clamor y a gritos, ahora tendrán que hacer lo propio para poder ver de dónde van a sacar esos recursos", dijo.

Pese a ello, aseguró que en la decisión de echar abajo el canje de láminas para el próximo año no pesó la presión que diputados y alcaldes del Partido Acción Nacional ejercieron durante varias semanas.

Domene Zambrano también sepultó la posibilidad de que la tenencia sea eliminada, al señalar la importancia del ingreso para las arcas estatales y advertir que no se analiza ningún esquema alterno que permita suspender este cobro, como ya se hizo a nivel federal.

"Se dijo muy claramente que el Gobierno del Estado tiene dos principales fuentes de ingreso propio, uno el tema de la tenencia, y el tema del Impuesto Sobre Nómina; sería irresponsable pensar en cancelarlo sin tener una opción de la cual ya estamos hablando de dineros más fuertes".

El funcionario aclaró que si bien no habrá canje de placas, el Registro Publico Vehicular (Repuve) que lo acompañaría se mantiene, por lo que ya se analiza la logística para colocar el chip en los automóviles.

Aunque ayer tuvo agenda pública, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz optó por no tener contacto con los medios de comunicación para abundar sobre el tema.

En tanto, con el argumento de que la reforma aprobada genera incertidumbre jurídica y no es armónica con disposiciones federales y estatales, Medina de la Cruz vetó ayer la derogación del artículo transitorio de la Ley del Instituto de Control Vehicular que permite el replaqueo en Nuevo León.

Será hasta el próximo lunes cuando el documento sea circulado una vez que el Pleno lo reciba de manera oficial.

En la exposición de motivos, Medina de la Cruz señala, entre otras cosas, la existencia de una Norma Oficial Mexicana que obliga al canje de placas, y citó motivos de seguridad para mantener la figura en el estado.

La reforma fue aprobada el martes en el Congreso del Estado con 23 votos a favor de los diputados del PAN, PRD y PT, y 16 en contra de Nueva Alianza y el PRI.

Para destrabar el veto, se requiere la aprobación de dos terceras partes de los diputados, es decir, 28 sufragios.

<strong>Lo que sigue</strong>

-El lunes, el documento con las observaciones que el Ejecutivo estatal entregó al Poder Legislativo será circulado una vez que el Pleno lo reciba de manera oficial.

-Para destrabar el veto, se requiere la aprobación de dos terceras partes de los integrantes del Congreso local, es decir, que sean emitidos un total de 28 sufragios.