“A romper los paradigmas... hay que respetarlos menos”

El empresario Arturo Galván, director de Naranya, destaca la idea de fomentar entre las nuevas generaciones la cultura de la innovación tecnológica y recomienda ser "más irreverentes" ante lo ...

Monterrey

En 1988, lanzó el primer portal de Internet en español; dos años más tarde innovó en el mercado periodístico al introducir el primer servicio de información financiera en tiempo real, en 1995 participó en la fundación de la primera compañía de Internet en Latinoamérica; además, el Wall Street Journal lo nombró

"Apóstol de Internet en América Latina" y recibió de manos de Bill Gates en dos ocasiones el premio Microsoft Award of Excellence.

Hoy en día, Arturo Galván Contreras dirige Naranya, empresa que fundó en 2002 y es proveedor líder en México en contenidos móviles; además de impulsar a los nuevos talentos mexicanos en el terreno de las tecnologías de la información.

La empresa que fundó trajo el voto a través de celular para transmisiones televisivas y, de ahí en adelante, ha desarrollado su labor fuera de los reflectores, mezclando tecnología y mercadotecnia.

La firma, creada hace 10 años, fue tejiendo alianzas con instituciones educativas, organismos no lucrativos y proyectos privados.

Tras una charla con alumnos y directivos de la EGADE Bussines School del Tec de Monterrey, Galván Contreras, en entrevista con MILENIO Monterrey, habló sobre la importancia de inculcar en las nuevas generaciones la cultura de la innovación tecnológica y el emprendimiento y de cómo la "transgresión" de los paradigmas puede llevar a generar productos y contenidos de valor.

¿Qué tenemos que modificar en nuestros procesos educativos para crear una cultura de la innovación?

El generar tecnología no es algo que va a nacer de forma automática; el que crea tecnología necesita preparación; si tú quieres innovar en tecnología necesitas conocer de tecnología y creo que hay una carencia importante en México que conozca la tecnología y que tenga la actitud adecuada para buscar innovar con ella, entonces hay que solucionar las dos cosas, es un tema de actitud por un lado y uno de conocimiento por otro.

México tendría que moverse a brindar educación en tecnología desde edades más tempranas; necesitamos que la programación de computadora se convierta en una materia básica, si no desde la primaria, al menos desde la secundaria. Todavía estamos enseñándole a la gente pensando que estamos en la era industrial y se nos olvida que ya estamos en la era de la tecnología.

No digo que quiten la física y la química, siguen siendo importantes, pero yo agregaría educación en tecnología, para empezar a desarrollar una mente más creativa en los niños y los jóvenes, para cuando lleguen a su edad adulta estén listos de estudiar una carrera relacionada con la tecnología.

¿Cómo detectar los paradigmas y, sobre todo, cómo enfrentarlos?

Los paradigmas están para romperse, a veces hay que respetarlos menos, somos demasiado respetuosos del status quo; "esto está mal, pero así es"; creo que tenemos que ser un poquito más irreverentes, pero en el buen sentido, ante las reglas de lo establecido; ése es un tema de actitud y la otra es desarrollar un espíritu crítico y el conocimiento del paradigma que quieres romper.

¿Te consideras un ideólogo, un revolucionario?

Creo que soy un emprendedor empedernido, más que un revolucionario, una persona que siempre está buscando generar valor, mejorar las cosas. Es una actitud más de evolución que de revolución; es romper con una visión de construir.

¿Qué es la creatividad?

Es el resultado de esta actitud de generación de ideas, alrededor de conceptos que existen. Para mí la diferencia entre creatividad e innovación es que la creatividad es la generación de ideas y llevar las ideas a generar valor.

Todo empieza siendo creativo, sin duda, que nace de la observación, del análisis; lo que pasa es que luego hay que llevarla al siguiente paso, es decir, esta idea cómo puede generarle un valor a alguien; entre más personas le den valor, pues es más grande la idea.

Compartiste tu fórmula del éxito, pero ¿cómo mantenerse ahí?

Es muy demandante, es trabajo duro, es estar haciendo esto toda la vida, no puedes descansar, en el sentido general de las cosas. Pero en gran medida, y más en esta época que se genera información todos los días, hay que estar muy atento a lo que está sucediendo, a entender las cosas profundamente, a no descansar, a ser muy enfocado.

Es un trabajo muy desgastante, esto no se acaba nunca y la única forma de mantenerse en forma es ejercitándose todos los días. El año pasado todavía fui a la universidad, fui a Standford a tomar un programa ejecutivo, porque todos los días se generan nuevas cosas.