Piden 12 años de prisión y resarcir 68 mdp por robo de placas

El agente del Ministerio Público adscrito al juzgado penal segundo hizo esa petición en el proceso que se le sigue a Homero González López.
Algunas láminas fueron ubicadas en negocios de compra de chatarra, aunque no se ubicaron 82 mil juegos.
Algunas láminas fueron ubicadas en negocios de compra de chatarra, aunque no se ubicaron 82 mil juegos. (Roberto Alanís/Archivo)

Monterrey

La Procuraduría de Justicia solicitó se castigue con 12 años de prisión y con el pago de 68 millones 645 mil 136 pesos más 6 millones 178 mil 062.20 de intereses a Homero González López, único detenido por el robo de más de 312 mil juegos de placas que reclama el Instituto de Control Vehicular (ICV).

Fue el agente del Ministerio Público adscrito al juzgado segundo penal de Monterrey, quien hizo esa petición en el pliego de conclusiones que presentó dentro del proceso criminal que le siguen a Homero González López como presunto responsable del delito de peculado.

A la solicitud del representante social se sumó la que hizo Cuauhtémoc González López, abogado y hermano de Homero, para quien pidió se dicte sentencia absolutoria, porque aseguró que no se acredita su responsabilidad en ese delito.

Con la entrega del pliego de conclusiones de cada una de las partes, el juzgador sólo tiene pendiente el desahogo de la última diligencia del caso, la audiencia de vista, la cual programará en los próximos días.

Esa audiencia es la última oportunidad que tiene el fiscal y el abogado de Homero para presentar más pruebas en contra o a favor del acusado que desde el año pasado permanece recluido en el Cereso de Cadereyta.

Una vez concluida esa diligencia el juez estará en posibilidades de dictar la sentencia correspondiente al caso.

Mientras está por concluirse dicho expediente, el principal orquestador del robo que denunciaron los funcionarios del Instituto de Control Vehicular, Santiago Adrián González López, quien trabajaba como coordinador en esa dependencia, continúa prófugo de la justicia.

Santiago Adrián desapareció en el transcurso de mayo del 2012, cuando se detectó el faltante de las láminas que fueron destruidas por Homero González en cumplimiento a una orden que recibió de su hermano prófugo.

A la fecha, supuestamente ni sus familiares ni la Procuraduría de Justicia han tenido novedades de su paradero, pese a que tiene una orden de aprehensión pendiente por esos hechos.

El caso del robo de los juegos de láminas fue dado a conocer el 9 de julio de 2012, cuando la autoridad estatal reconoció el hurto de las placas, que dañó las finanzas de Nuevo León por 68 millones de pesos.

A la fecha, tras más de dos años, el presunto responsable y quien se habría valido de su cargo como coordinador de Operaciones del Instituto de Control Vehicular continúa prófugo de la justicia.

De acuerdo a la versión de la Procuraduría de Justicia, Santiago Adrián y Homero sustrajeron las placas del ICV para venderlas como chatarra, valuada en una cifra cercana a los 900 mil pesos.

En estos poco más de dos años se logró ubicar evidencia sobre la presunta destrucción de 230 mil láminas, aunque se desconoce qué sucedió con las 82 mil 933 placas restantes que no han sido localizadas.

La Procuraduría de Justicia en Nuevo León ofeció desde el 20 de julio una recompensa de 248 mil 337 pesos por Santiago Adrián González López, prófugo desde días antes de que se diera a conocer la noticia.

El cartelón con su cara y sus datos permanece en la página oficial del Gobierno del Estado, al lado de otros delincuentes.

Él enfrenta el delito de peculado (delito que consiste en el hurto de caudales del erario, cometido por aquel a quien está confiada su administración), el cual es considerado como grave por la cantidad a la que asciende el monto que le reclaman.

Antecedentes

-El robo de 312 mil 615 juegos de placas del Instituto de Control Vehicular fue dado a conocer en julio de 2012, de las cuales se ubicaron y destruyeron 230 mil láminas.

-Homero Gónzález López, único detenido por el robo de láminas, se encuentra internado en el Cereso de Cadereyta, a la espera de que se le dicte sentencia.

-La Procuraduría de Justicia del Estado ofreció una recompensa de 248 mil 337 pesos por Santiago Adrián González López, quien se encuentra prófugo desde poco antes de que se diera a conocer el caso.