No había recursos, asegura Conarte

El organismo cultural indica que no podía mantener el espacio en condiciones idóneas.
El recinto “Carlos Prieto” ahora será una casa del terror.
El recinto “Carlos Prieto” ahora será una casa del terror. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

El Consejo para la Cultura y las Artes del estado (Conarte) regresó al Parque Fundidora la administración del Auditorio "Carlos Prieto" en el 2012, tras argumentar que no contaba con recursos ni un programa definido para actividades culturales.

El organismo cultural del estado aclaró, mediante un comunicado oficial, lo publicado por MILENIO Monterrey sobre la existencia de un comodato que cedía la administración del Auditorio a Conarte por 30 años.

La situación del inmueble –que forma parte de la infraestructura del Parque Fundidora- ha cambiado en las últimas semanas pues de ser un espacio abandonado hoy está próximo a convertirse en una casa del terror, bajo administración privada.

Si bien Conarte aceptó la entrega del Auditorio en el 2008, cuatro años más tarde decidió regresarlo al Parque mediante un "convenio de terminación anticipada" del comodato, esto cuando la presidenta era Carmen Junco.

El motivo principal fue que no se contaba con un proyecto en específico o recursos necesarios.

"El 8 de Marzo de 2012, a voluntad de ambas partes, se realiza un convenio de terminación anticipada del contrato de comodato existente. En el documento Conarte manifiesta no tener proyectos ni recursos para mantener el espacio en las condiciones adecuadas".

En el documento se establece que a partir del 30 de marzo del mismo año, el Auditorio será administrado por el Parque Fundidora.