PAN cede pero pide sacrificar a la 'chiquillada'

Acción Nacional renunciará a las candidaturas comunes, al método en la repartición de los votos en las alianzas y al incremento de 3 a 5 de los magistrados del Tribunal.
Enrique Barrios Rodríguez y Alfredo Rodríguez Dávila, diputados locales del PAN.
Enrique Barrios Rodríguez y Alfredo Rodríguez Dávila, diputados locales del PAN. (Jorge López)

Monterrey

El Partido Acción Nacional ofreció este lunes una salida al PRI para aprobar la reforma político-electoral en el Estado: sacrificar a la chiquillada. Y el Partido Revolucionario Institucional guardó silencio.

En el límite de la prórroga establecida por el INE para que Nuevo león, Jalisco y Tabasco homologuen sus constituciones y leyes locales a la reforma político-electoral federal, el PAN dio oxígeno a un posible acuerdo que permita que en las próximas elecciones la entidad cuente con candidaturas independientes y paridad de género.

Para ello, el líder de la bancada local de Acción Nacional, Alfredo Rodríguez Dávila, anunció que su partido renunciará a tres de los cuatro temas que mantienen detenidas las reformas: las candidaturas comunes, el método en la repartición de los votos en las coaliciones y el incremento de 3 a 5 de los magistrados del Tribunal Estatal Electoral.

Pero a costa de ello, el PRI deberá dejar a su suerte a los partidos minoritarios, Nueva Alianza, PRD y PT, y aceptar la propuesta de Acción Nacional de incrementar al menos al doble el porcentaje de votación necesaria para acceder a la segunda diputación y a regidurías en los municipios, por concepto de representación proporcional.

Con esto, la llamada chiquillada tendrá más alta la vara en la cuota de votos.

"Básicamente creemos que no hay nada más que dar, no hay nada más que hacer. De parte de Acción Nacional estamos poniendo la mesa para que el PRI apruebe la reforma política en el Estado de Nuevo León y tengamos la certidumbre, tengamos equidad de género y tengamos todo lo que han mencionado ellos de forma reiterativa y ya tengan reglas claras los ciudadanos que quieran tener las candidaturas independientes.

"En cuanto a las candidaturas comunes, hemos decidido renunciar a ellas y dejamos la responsabilidad en el PRI y sus aliados", manifestó Rodríguez Dávila.

El líder albiazul señaló que en base a esta fórmula los partidos pequeños "batallarían más" para acceder a la segunda diputación, pues implicaría que tuvieran que tener entre un 3 y 6 por ciento adicional de la votación para contar con una segunda diputación.

Fue claro al señalar que ahora sólo resta que el PRI acepte o cargue con la responsabilidad de no sacar adelante la reforma política electoral en el estado.

"El PRI tendría la responsabilidad de no aprobarla ya que en cualquier mesa de acuerdo alguien tiene que ceder y todo estamos cediendo nosotros, parece que somos únicos los que queremos tener una reforma en el estado y, segundo, se llevaría a juicio y se homologaría la norma estatal que tenemos a la norma federal a través del INE, del órgano estatal y a través de juicios políticos electorales que se tendrán que solicitar por los interesados en temas específicos", apuntó.

Sin embargo el Partido Revolucionario Institucional guardó silencio ante la propuesta.

Pese a que se trató de localizar al líder de la bancada, Édgar Romo García, por distintos medios, al final del día la postura de la fracción fue la de no emitir declaración alguna hasta este martes, cuando se realice el periodo extraordinario de sesiones para analizar este tema.

Esto dejó en suspenso la posibilidad de que se alcance un acuerdo a favor de la aprobación de la reforma política electoral, dejando para el Pleno la decisión final.

La prórroga otorgada por el INE para la aprobación de las reformas federales en materia político-electoral concluye este miércoles 9 de julio.

Es decir que para mañana las armonizaciones de las legislaciones locales tienen que estar ya aprobadas y publicadas en los periódicos oficiales.

De las 19 entidades que tendrán comicios el próximo año sólo Nuevo León, Jalisco y Tabasco no han realizado este proceso.

Rechazan veto en comisiones

Este lunes la Comisión de Fomento Económico declaró improcedentes las observaciones del gobernador del estado, Rodrigo Medina de la Cruz, a la reforma a la ley de transporte impulsada por el PAN, que permitiría a los diputados locales fijar las tarifas del transporte público.

Esto podría abrir la puerta a un cambio en las políticas públicas de las tarifas urbanas, de no ser porque los legisladores locales del PAN requieren 28 votos en el Pleno del Congreso para desechar por completo el veto de gobernador, lo cual luce difícil, pues aunque contarán con el apoyo de todos los partidos minoritarios requerirían al menos 4 diputados del PRI.

José Adrián González Navarro, presidente de esta comisión, presentó el dictamen en el que definían si aceptaban o no las observaciones del mandatario estatal, por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), luego de una controversia promovida por el Ejecutivo Estatal debido a que el Congreso, en aquel entonces de mayoría panista, había declarado fuera de tiempo el veto emitido por el Gobierno del Estado.

La reforma a la Ley de Transporte fue aprobada en mayo del año pasado, pero fue hasta el pasado mes de enero cuando la SCJN ordenó a los diputados legislar en torno al fondo de las observaciones y dejar de lado la discusión sobre si el veto fue emitido en tiempo y forma.

Reynaldo Ochoa/Monterrey