A ‘chiquillada’, supervivencia le costará el doble

En los comicios intermedios, como los del próximo año, participan menos votantes.

Monterrey

A partir de 2015, los partidos minoritarios en Nuevo León enfrentarán un nuevo panorama electoral, al tener que conseguir el doble de votos para mantener lo hasta ahora ganado, pero con desventajas a nivel nacional.

Las nuevas disposiciones legales se traducen en que los partidos denominados emergentes deberán conseguir el doble de los votos que lograron en comicios pasados para mantener su registro y acceder a curules de representación proporcional en el Congreso del Estado.

En primera instancia, las de 2015 representan elecciones intermedias, pues no se empalman con los comicios en que los ciudadanos eligen a presidente de la República.

Esto significa un problema, ya que mientras en las elecciones concurrentes en Nuevo León el porcentaje de votación alcanza apenas 60% del padrón electoral, en los comicios intermedios cae entre el 10 y 15% por ciento; es decir, es menor la participación de la ciudadanía.

Muestra de ello son los comicios de 2012, donde además de alcaldes, diputados y senadores, la población eligió presidente de la República. Ahí, los partidos minoritarios no tuvieron problema para duplicar el porcentaje necesario para mantener el registro y para acceder a la segunda diputación.

El PRD fue el que más votos obtuvo con 6.1 por ciento, seguido de Nueva Alianza con 5.9 por ciento y PT, con 5.2 por ciento, siendo Movimiento Ciudadano, el único que perdió el registro al lograr apenas el 1.1 por ciento.

Por el contrario, durante las elecciones intermedias del 2009, cuando solo se eligieron alcaldes y diputados locales y federales, los partidos minoritarios batallaron para superar el umbral del porcentaje necesario para mantener el registro, pues sus votaciones cayeron casi 50%.

En ese proceso, la votación más alta la obtuvo Nueva Alianza con 5.2% de los votos, seguido por el Partido Verde Ecologista con 4.0%, el PT obtuvo apenas 2.5% y el PRD 2.3. Ahí los partidos Social Demócrata y Convergencia perdieron su registro a nivel local.

A ello hay que agregar el divisionismo en las huestes perredistas y el impacto negativo en el Panal gracias al encarcelamiento de quien fuera dirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo.

Bajo este escenario, los partidos minoritarios deberán alcanzar 3% de la votación para mantener el registro y un tres por ciento adicional si desean tener más de un diputado en el Congreso del Estado.

"Lo importante es que salió"

El Poder Ejecutivo celebró la aprobación de la Reforma Político Electoral y la nueva Ley Electoral del Estado, pues las elecciones de 2015 se llevarán a cabo con certeza jurídica.

El jefe de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene Zambrano, dijo que Nuevo León no podría privar a los ciudadanos de las figuras como equidad de género, candidaturas independientes y reelección.

"Lo importante es que salió, que ya está ahí plasmada, ya fue publicada, está dentro del marco, si bien a los últimos minutos, pero se cumplió con ese merecido", dijo.

Las repercusiones para los partidos minoritarios serán temas que se quedan en el Congreso del Estado, indicó Domene Zambrano.

En este sentido dijo que no se puede dar gusto a todos con las reformas y nuevas leyes.

"Habrá voces como en todas las leyes, estoy seguro que en la de Telecomunicación también no se le pudo dar gusto a todos, siempre habrá que hacer algunos sacrificios, pero daremos mejor el espacio para que las cosas se presenten y podamos concluir", indicó.

Sandra González/Monterrey