Recorren y conocen interesantes datos sobre el Panteón del Carmen

Familias y jóvenes interesados por el tema se reúnen para visitar  el céntrico camposanto.
Los visitantes escucharon con atención cada una de las historias.
Los visitantes escucharon con atención cada una de las historias. (Raúl Palacios)

Monterrey

La neblina y el frío de este domingo daban al lugar un aire tétrico que iba de acuerdo con la temática, mientras una decena de curiosos se reunieron en las puertas del Panteón del Carmen para conocer más sobre la historia de éste.

Las primeras y más imponentes tumbas son de reconocidos apellidos regiomontanos; el diseño, los colores y la arquitectura de los recintos de descanso de cientos de personajes de renombre de la ciudad atraen la mirada de los transeúntes, visitantes y conductores que pasan por un costado del Panteón del Carmen, ubicado en el centro de la ciudad.

Tan sólo en los primeros minutos del recorrido ya habían sido mencionados apellidos tales como Garza Sada, Zambrano, y Treviño, entre otros. Los nichos de los empresarios reciben a los visitantes con grandes estatuas de ángeles y citas bíblicas sobre la muerte y resurrección.

Al recorrido acudieron familias y jóvenes interesados por el tema, que escucharon con atención las explicaciones históricas, culturales y arquitectónicas que guarda el Panteón del Carmen. El lugar alberga tumbas, monumentos y estatuas de diferentes corrientes artísticas, sin embargo persevera el interés por las historias extrañas.

Aunque sin duda las tumbas más imponentes son las que portan apellidos aún reconocidos a la fecha, tales como Garza Sada y Zambrano, la atención de los curiosos se centra en los lugares de descanso de extranjeros que llegaron a la ciudad huyendo de la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial, o placas con inscripciones masónicas y religiosas.