No hay razones para alarmarse, dice experto

Pese a que nivel mundial hay alerta por el virus del zika y los efectos negativos en la salud; el jefe de Servicio de Infectología del Hospital Universitario.

Monterrey

Pese a que nivel mundial hay alerta por el virus del zika y los efectos negativos en la salud; el jefe de Servicio de Infectología del Hospital Universitario, Javier Ramos Jiménez, aseguró que no hay motivo de alarma.

El especialista señaló que solo el 20 por ciento de los infectados presentan síntomas.

"Este es un virus más que se transmite por los mosquitos ya mencionados en los medios, que son el Aedes aegipty, el Aedes albopictus, son dos mosquitos que tenemos en nuestra ciudad.

"La razón por la cual la OMS declaró alerta se debe a que es un virus que apenas apareció hace un año y ya van un millón y medio de casos; sin embargo, esto no nos debe alarmar, porque el año pasado en el 2015 hubo dos millones de casos de dengue aquí en Latinoamérica", aseguró.

Señaló que en Nuevo León solo hay 18 casos detectados, ninguno de mujeres embarazadas.

Agregó que de chikungunya desde el 2014 ya son 1 millón 800 mil casos en Latinoamérica.

Por lo que dijo es más peligroso el dengue, porque puede causar la muerte con el tipo hemorrágico.

El especialista informó que desde el 2015 ya se tenía conocimiento de la transmisión del virus del zika por vía sexual, pero dijo son casos aislados.

"El virus no está presente de forma importante en nuestro medios, entonces las mujeres embarazadas no deben estar angustiadas por esta situación.

"La historia natural de la enfermedad es que infecta a una persona después del periodo de incubación va a circular en su sangre, pero circula por cuatro o cinco días después de que inician los síntomas, ya después el virus no está en su sangre", dijo.

Sin embargo confirmó que no existe vacuna para prevenir o un tratamiento para los pacientes.

Señaló que existe una guía tanto para pediatras como para ginecólogos de cómo manejar y estudiar los posibles casos de zika.

Los síntomas pueden presentarse de 5 a 7 días después de la incubación y en caso de incertidumbre lo mejor es acudir al médico.