“Fue pura ilusión, compré por la caseta y nada de eso”

Aunque se cuenta con seguridad y recolección de basura, el alumbrado público 'brilla' por su ausencia.

Juárez

Falta de transporte, centros de trabajo y comercios, decaimiento del mobiliario urbano y abandono de viviendas son los principales problemas de vecinos de colonias como Colinas de San Juan, Vistas del Río y Terranova, en Juárez.

A Colinas de San Juan, el deterioro llegó más pronto que la bonanza. Las casas se empezaron a vender a personas que después no pudieron pagar, se dio el abandono. Luego, los posesionarios.

Algunas familias invitaban a sus seres queridos a vivir allí sin pagar, otros se ostentaban como dueños de una propiedad que no les pertenecía para "venderla" o "rentarla".

Recientemente, el alcalde Rodolfo Ambriz Oviedo comentó a MILENIO Monterrey sobre la problemática de ésta y otras colonias en al menos 103 asentamientos irregulares donde los fraccionadores han incumplido la Ley de Desarrollo Urbano y el reglamento del municipio de Juárez.

La colonia ha sido construida por tres empresas diferentes que no han cumplido las especificaciones, lo que causa desgaste en pavimentos, y rebosamiento de las descargas pluviales. Así lo señalan Juan y María Nieto, quienes habitan la colonia desde hace 6 años.

Su hija mayor también compró, pero tuvo que irse, pues su negocio, un pequeño depósito, fue cooptado por el cobro de piso.

"Hace 6 años estaba duro, tenías en negocio y te llegaban los malitos, pedían 5 mil pesos por semana, y se acabaron todo", dice el hombre.

Se siguen construyendo viviendas, la caseta de venta sigue abierta y ofrece las casas como la mejor opción.

En la Calle Vista de la Lluvia, de la colonia Vista del Río, Eva María tiene su casa y medio de subsistencia, una tiendita donde vende refrescos, frituras y algunas cosas básicas.

"Gano más que en otro trabajo, porque pagar camiones hasta acá, no sale nada, mejor la tiendita", dice.

Cuenta que la colonia es muy grande, está casi deshabitada y sin iluminación. Además no entran los camiones, sólo unas pocas unidades de la ruta 89 pasan por las calles principales de la colonia. La espera promedio es 35 minutos, con la posibilidad de que pase lleno y haya que esperar otro.

"Sí pasa la basura y sí la granadera hace rondines, pero de transporte nada y mucha casa sola, lo peor es que siguen construyendo.

"Eso en algún momento va a traer problemas, no sabemos ni para qué están construyendo si la mitad están solas", dice.

A José Rodríguez, "lo enamoraron" para venderle la casa y después no se preocuparon por conservar el buen estado de los espacios compartidos en la colonia Terranova.

"Sólo limpian cuando traen gente a ver, y dicen que si la constructora, que el municipio, o si ya está entregada la colonia o no, y en esas nomás no te resuelven nada", dice.

Él vive con su esposa e hijos en una pequeña vivienda de dos habitaciones, por la que paga poco más de 2 mil pesos mensuales.

"Fue pura ilusión, yo compré por la caseta, la vigilancia, la colonia privada, y nada de eso, y uno sigue pagando lo mismo", reclama.