Breve vida de puentes por obras de Línea 3

Las estructuras fueron abiertas a la circulación entre 2006 y 2011.
Los trabajos avanzan en tiempo y forma, afirman las autoridades.
Los trabajos avanzan en tiempo y forma, afirman las autoridades. (Roberto Alanís/Archivo)

Monterrey

Los tres puentes que pasan por la avenida Félix U. Gómez y que fueron afectados por la construcción de las estaciones de la Línea 3 del Metro tenían entre ocho y dos años de uso.

Aunque de acuerdo a la Secretaría de Obras Públicas estatal, dichos puentes fueron construidos con un canal al centro para permitir la continuación del Metro, los terraplenes de acceso fueron retirados para construir los cimientos de las estaciones de la Línea 3.

Se trata de los puentes gemelos de Félix U. Gómez que pasan sobre el Paseo Santa Lucía. Se construyeron en la anterior administración estatal como parte de las obras del Fórum Universal de las Culturas.

Apenas en el año 2006 fueron puestos en uso. El Estado gastó en dicha obra 160 millones de pesos.

Con apenas tres años de antigüedad, el puente de Félix U. Gómez y Ruiz Cortines también fue afectado.

Apenas en diciembre de 2011, el entonces alcalde del municipio de Monterrey, el panista Fernando Larrazabal inauguró la obra que tuvo una inversión de 134 millones de pesos.

Ahora luce sólo el claro de la joroba, y donde estaban los accesos ahora hay maquinaria pesada.

La obra más nueva era el puente de las avenida Félix U. Gómez y José Ángel Conchello, la cual fue construida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Esta costó 117 millones de pesos y apenas comenzó a funcionar en febrero de 2012.

Hace unos días, Eduardo Dueñas, el encargado de la obra por parte de la Secretaría de Obras Públicas, informó que de los 5 mil 700 millones de pesos que se contemplan para la construcción de la Línea 3 del Metro, existe un presupuesto para la reparación de los puentes.

La paciencia a la que tuvieron que hacer acopio los automovilistas cuando se construyeron dichas obras tendrá que ser empleada nuevamente durante seis u ocho meses, tiempo que se prevé que duren los cierres de estos puentes.

El domingo pasado, la Secretaría de Obras Públicas estatal informó que los trabajos avanzan a marchas forzadas, con un avance promedio de 32 por ciento, entre el viaducto elevado y el subterráneo, que sumarán un total de 7 kilómetros.

Hasta ahora, mencionó, se lleva un avance físico de 22% en el tramo elevado, y 52% en subterráneo, con la participación de unos mil 450 trabajadores.

"Al día de hoy vamos en tiempo, no tenemos en nuestro cronograma o nuestros avances el día de hoy que pudiéramos ir adelante, vamos en tiempo", dijo el funcionario estatal.