Proponen expropiar en el Barrio Antiguo

Interesados buscan simular las acciones de preservación a inmuebles con valor histórico, como sucede en el centro de la Ciudad de México, y convertirlos en espacios de interés común.
Según estadísticas, casi un 60 por ciento de viviendas están vacías o con opción de renta.
Según estadísticas, casi un 60 por ciento de viviendas están vacías o con opción de renta. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

Ante el alto índice de inmuebles abandonados en el sector del Barrio Antiguo, una alternativa sería que las autoridades, ya fuera el Estado o el municipio de Monterrey, expropien dichas viviendas y las conviertan en espacios de interés común a la sociedad.

Esta propuesta ha sido analizada por la Junta de Protección y Conservación del Barrio Antiguo, medida que busca simular las acciones de preservación a inmuebles con valor histórico como sucede en el centro de la Ciudad de México.

Incluso a dicha propuesta se busca apoyar a los vecinos que sí cumplen los lineamientos que marca el Reglamento del Barrio Antiguo de Monterrey puedan ser condonados con el pago del predial.

El abogado Mariano Núñez González y el ingeniero Cayetano Galván Uchino expusieron que por años han propuesto que los residentes que mantengan bajo lineamiento un inmueble con valor histórico o artístico no paguen dicho impuesto, petición que hasta hoy no ha sido escuchada.

"Nosotros no somos dueños de las casas, somos depositarios pues se trata de inmuebles con valor histórico artístico tengan derecho a la extensión del impuesto porque a final de cuenta no podemos construir al estar las viviendas protegidas", refirió Cayetano Galván Uchino, presidente del Comité Técnico de la Junta de Protección y Conservación de Barrio Antiguo.

El sector conocido como Barrio Antiguo está comprendido por las calles de Constitución (sur), Doctor Coss (poniente), Padre Mier (norte) y Naranjo (oriente), mediante un decreto estatal emitido en 1993.

Tras la crisis de seguridad vivida en el sector, comprendida entre los años del 2009 y 2011, un alto porcentaje de inmuebles fueron abandonados.

Actualmente no se tiene una estadística segura, aunque se habla de casi un 60 por ciento de viviendas que están vacías o con opción de renta.

Tan sólo en la calle Morelos, recientemente rehabilitada por el municipio de Monterrey y organismos civiles, se habla que hay 30 inmuebles desocupados y en riesgo de desplomarse.

Mariano Núñez González, integrante de la Junta de Protección y Conservación, refirió que no existe voluntad tanto de la autoridad estatal o municipal por expropiar los inmuebles abandonados por sus dueños.

"La figura (de la expropiación) existe, lo que pasa es que no hay voluntad de la autoridad por tomar en cuenta ese principio. Aquí las obras se transforman y caen dentro lo que se considera un riesgo para la población, ya sea por ser fuente de infección o en caso de derrumbe", agregó Núñez.

Edificios de utilidad pública

El Barrio Antiguo se distingue porque en dicho sector coexisten viviendas que datan del Siglo XVIII, como la Casa del Campesino Museo Estatal de Culturas Populares, así como aquellas construcciones modernas y contemporáneas del 1900.

Muchas de estas viviendas se encuentran bajo el concepto de "bien mostrenco", es decir, aquellos bienes inmuebles que encuentran abandonados o deshabitados y que no se tiene noticia de los dueños.

A los dueños se les puede considerar como "dolosas" porque "están esperando que el Estado o el municipio les regeneren las casas" y entonces sí utilizar los espacios como negocios.

"Las autoridades deberían aplicar un impuesto de mejoría específica a esas casas o en su caso la expropiación y consecuentemente la toma del bien porque hay una causa de utilidad pública, pues son joyas históricas", dijo Núñez.