Se pronuncia Margarita en contra de incremento a transporte

La alcaldesa de Monterrey indicó que así como castigan a los ciudadanos con el aumento, deberían castigar al transportista por el mal servicio que da. 
Tarjeta Feria en rojos
Actualmente hay usuarios que consideran que el sistema de prepago Feria resulta prácticamente igual que pagar la tarifa normal. (Roberto Alanís)

Monterrey

Luego del anuncio del incremento a las tarifas del transporte, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, se mostró en contra de esta acción de la autoridad estatal, ya que aunque se castiga al ciudadano con este incremento, no se establecen sanciones para el transportista cuando da un mal servicio.

Entrevistada al concluir la sesión ordinaria de Cabildo, Arellanes Cervantes insistió en que el servicio del transporte urbano deja mucho que desear, no solamente en el área metropolitana, sino en la zona periférica.

"No pues obviamente todo lo que represente una carga para el bolsillo de los ciudadanos no estamos a favor, y tal como lo manifestamos: cuál va a ser la sanción por no presentar un servicio adecuado a la ciudadanía; como sí pones una sanción al ciudadano y cuál es tu sanción a tus permisionarios y a los que están prestando el servicio, completamente incongruente y no estamos a favor de este tipo de acciones.

"Me parece que han dejado mucho que desear y no solamente en Monterrey, en Monterrey confluyen la mayoría de las líneas de transporte, puesto que aquí se hace el transbordo, sobre todo en el centro, pero en todos los municipios, no nada más de la zona, no se diga de la zona periférica en donde a veces esperan dos horas para que pase el camión y ver que no existe sensibilidad al respecto, me parece muy lamentable", explicó.

Este jueves la Comisión de Costos, Productividad y Calidad aprobó elevar de 10 a 12 pesos las tarifas del transporte en el 2014, para los usuarios que no cuentan con la tarjeta Feria.

En cuanto a los que usan la tarjeta, tendrán un deslizamiento en su tarifa que oscilará, por mes, de .02 a .05 centavos, que representará un alza del 1.8 por ciento al final del año.

La alcaldesa dijo que quienes aprobaron el aumento debieron decidir a favor del ciudadano y no de un particular.

"Yo creo que a veces es una decisión conjunta y no nada más de una representación del ciudadano, a final de cuentas todos, aunque seas servidor público, no dejas de ser ciudadano y tienes que velar por los intereses de la ciudadanía y no de un particular o de un grupo de empresarios, ahí la responsabilidad es conjunta", declaró.