Productores notan más apertura en tiendas, restaurantes y franquicias

Un problema es la exclusividad entre marcas de bebidas y establecimientos.

Monterrey

Aunque  legalmente existe una prohibición de mantener contratos de exclusividad entre marcas de cerveza y establecimientos, ésta es una situación que los microcerveceros de la localidad siguen enfrentando actualmente.

Pese a que por ley no debe existir, esta práctica se da todavía en numerosos restaurantes y cadenas de comida.

Los productores nuevoleoneses detallaron que han sostenido reuniones con las autoridades de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), con el objetivo de tratar de solucionar esta problemática, para de esta manera impulsar la penetración de otras marcas en el mercado local que estén al alcance de los clientes, explicó el productor y dueño de Obelisco, Juan Montalvo.

Ante dicha situación, han logrado un avance importante en la aceptación de clientes, de tiendas de conveniencia y restaurantes. Desde el año pasado se ha visto una aceptación importante y un crecimiento de los consumidores de cerveza artesanal. Cada vez más contratos se crean y se forman más alianzas, explicó Montalvo.

Con esto coincidió el también productor y dueño de Albur, Pablo Flores, quien ha logrado posicionar su marca en cadenas importantes de comida como Cabo Grill.

“Cada vez es más fácil tener acuerdos y alianzas, ya no es tan difícil. Antes, sólo se lograba cuando el restaurante era de un chef, o el chef mantenía muy buena relación con los dueños. Pero en los últimos meses hemos visto cómo están cambiando los hábitos y cada vez hay más interés en consumir cerveza artesanal”, apuntó.

Según informaron los mismos cerveceros, que suman unos 27 en la entidad, no se encuentran afiliados a ninguna cámara empresarial, aunque algunos mantienen contactos con la Cámara Nacional de Restauranteros y Alimentos Condimentados (Canirac). Las alianzas que han formado con los restaurantes y establecimientos de venta para colocar sus productos las han logrado poco a poco, tras tocar muchas puertas y presentar sus cervezas ante los vendedores, chefs y dueños de lugares.

En los últimos seis meses, explicó Flores, han estado proliferando los lugares que se especializan en venta de cerveza artesanal en la zona metropolitana de Monterrey.

Anteriormente, los restaurantes vendían este tipo de productos únicamente cuando los chefs eran los dueños de los mismos, o bien mantenían una relación cercana con los dueños.

Últimamente se ha dado una aceptación de marcas más grandes para vender los productos artesanales.

“Ha cambiado mucho. En los últimos, yo diría seis meses, hay más restaurantes que aceptan vender cervezas artesanales... Las Alitas, Cabo Grill. Ya son franquicias y no solamente restaurantes de alta cocina o gourmet, como ha sido tradicionalmente. Los buscamos, y están aceptando cada vez más”, detalló.