Dólar y petróleo oscurecen optimismo de industriales

Será un mejor año para Nuevo León y para el país, asegura el presidente de Caintra, pero la situación no es alentadora.
Álvaro Fernández Garza.
Álvaro Fernández Garza. (Carlos Rangel/Archivo)

Monterrey

Si bien los industriales de Nuevo León ven con optimismo el panorama económico del país para el 2015, mantienen la preocupación por riesgos como la volatilidad en el tipo de cambio y en el precio del petróleo, debido al impacto que tendrán en el desempeño de los negocios.

Álvaro Fernández Garza, presidente de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), dijo que pese a lo adverso que pudiera plantearse el panorama económico para el año que inicia, la actividad manufacturera de Nuevo León crecerá a una tasa superior de 4 por ciento anual, retomando así niveles que no se presentaban desde 2012.

El líder de Caintra reconoció que, si acaso existía una remota posibilidad de reducir impuestos, frente a este escenario de volatilidad en el tipo de cambio y baja en el precio del petróleo, ahora será imposible, considerando que el gobierno registrará una caída en sus ingresos por concepto de la venta de hidrocarburos.

En ese sentido, Fernández Garza detalló que ven con preocupación la baja en el precio del petróleo debido a que tiene varias connotaciones.

Por un lado, indicó, a causa del impacto que tendrá en las finanzas públicas la baja en los ingresos petroleros.

"Aquí lo que hay que ver qué tanto le pegará a México y por cuánto tiempo", apuntó.

Señaló que el otro efecto de la baja en el precio del petróleo es el tema de la reforma energética, "aunque pudiera ser más atractivo en el sentido de que los proyectos se pueda tener una percepción de que se pagará menos por esos proyectos, esto indudablemente no es lo mejor para el país", añadió.

"Nosotros creemos que en 2015 habrá más crecimiento del que se dio en este 2014, que no es decir mucho porque se ha visto el crecimiento económico decepcionante. La estimación es que el PIB crecerá a un 3.25 por ciento en este año que se inicia, es mucho mejor que el que se dio en el 2014, pero no es nada alentador", indicó Fernández Garza.

Consideró que los buenos indicadores que se ha registrado en los últimos meses del año en materia de empleo podrían ser signo de lo que se está anticipando en el futuro inmediato de nuevas inversiones.

Para el 2015, y pese a las dificultades externas y la débil actividad económica registrada, Caintra considera que las perspectivas son más favorables, y que en promedio, se estima un crecimiento del PIB por encima del 3 por ciento.

Lo anterior, debido a que sectores como las exportaciones, la manufactura y la construcción empiezan a mostrar resultados positivos en el segundo semestre del año y se espera que continúen en el 2015, impulsando así a la economía nacional.

En tanto, que el sector de la transformación de Nuevo León se tiene la expectativa de avanzar un 6 por ciento en su producción para este año que se inicia, generando a la par cerca de 25 mil puestos de trabajo.

Lo anterior, según Caintra bajo el desarrollo de las inversiones anunciadas en este año, y el impulso de sectores encaminados hacia la exportación.

Encabezado por la manufactura, el estado podría crecer en 2015 a un ritmo superior al 4 por ciento.

Estimó que a nivel de empleo Nuevo León cerrará el año con 60 mil empleos generados netos en el 2014.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]